El Bondi
Revista Digital
 

Goran Bregovic invita a una noche en el Opera

El músico yugoslavo regresa con una nueva fiesta para presentar su último disco “Three Letters From Sarajevo”
Slide0

El afamado compositor yugoslavo Goran Bregovic, autor de exitosas bandas sonoras en películas de Emir Kusturica, y quien le proporcionó un nuevo sonido a la legendaria canción “Bella Ciao”, retorna a Buenos Aires para presentar su más reciente trabajo discográfico Three Letters From Sarajevo. La cita es el jueves 19 de Abril, a las 20 horas en el Teatro Opera Orbis Seguros, Corrientes 860 CABA.

Bregovic lo ha hecho todo. Estrella de rock en la ex-Yugoslavia, músico y compositor ha creado la banda de sonido de numerosas películas y se adaptó a la moda de la música gitana balcánica, vendiendo alrededor de 6 millones de álbumes y colaborando con artistas desde Iggy Pop hasta The Gipsy Kings. Ahora celebra la historia de su país de origen, Sarajevo, lugar de encuentro para cristianos, musulmanes y judíos antes de la guerra de los Balcanes, con un conjunto muy variado.

Hay piezas instrumentales honrando las tres religiones, cada una dominada por un violinista diferente, y que incluyen el poderoso trabajo atmosférico de Zied Zouari de Túnez. Se trata de un trabajo con un elenco que reúne varias voces de diferentes países, como la participación de la cantante y compositora española Bebe, la cantante y actriz israelí Riff Cohen, el cantante rockero israelí Asaf Avidan y del exuberante rockero punk argelino Rachid Taha.

Goran Bregovic es conocido por su música para películas. Compartiendo con Emir Kusturica el mismo origen, la misma generación y sobreviviendo a las mismas experiencias. formaron un tándem que no necesitaba palabras para comunicarse. Después de “The Times of the Gypsies” Goran tuvo la mano libre para componer la banda sonora original de “Arizona Dream”. La música está a la altura de la película: poética, original e increíblemente enriquecedora. “Una de las mejores cosas de las películas de Emir es que muestran la vida tal como es, llena de agujeros, vacilaciones y eventos inesperados. Es este lado imperfecto e inorganizado que quería preservar sobre todo", señala el músico. "Incluso las canciones grabadas con Iggy son muy poco producidas. Solo está su voz y detrás de ella, una orquesta de gitanos que suena a trompetas de antes de la guerra y cuernos de vaca. Es realmente muy simple”, concluye.


COMPARTIR
Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
  
   COMENTARIOS