El Bondi
Revista Digital
 
 CINE Y TEATRO
TEATRO

Quizás mañana...

La obra dirigida por Néstor Romero pone en juego la misteriosa y morbosa forma en la que dos jóvenes se ganan la vida con una historia de amor, competencia y envidia entre ellas, gracias a un tercero que parece insignificante pero es el causante de todo.

FICHA
Funciones: Viernes 20.30 hs
Machado Teatro : Antonio Machado 617 (entre Acoyte e Hidalgo) Parque Centenario
Entrada General $85 - Estudiantes y Jubilados $65
Elenco: Aldana  Pellicani, Denisse Van der Ploeg y Juan Pablo Palacio
Autor y Director: Nestor Romero
 
La casa está cruzada por tanzas. Es una especie de museo con esas alarmas de luces que rodean alguna escultura muy valiosa, pero no rodean nada. Es como una decoración, aunque en realidad es para practicar una estrategia. 
 
“Quizás mañana…”es la obra en la que Aldana Pellicani y Denisse Van der Ploeg encarnan el papel de dos jóvenes que aparentan ser amigas. Amigas por consecuencia, porque en realidad no lo son y no intentan serlo. Ellas viven con Juan (Juan Pablo Palacio), o Puto, como lo llaman ellas, un tipo al que tratan como un estorbo, alguien dependiente, con algún retraso, extremadamente tímido, miedoso y obediente que sirve para satisfacer sus necesidades sexuales. 
 
Su trabajo es lo que ocultan, es lo que las pone como locas a la hora de ver la televisión, ahí encuentran placer. También es el eje de sus problemas diarios, el nudo de esas mentes morbosas y artísticas. El detonante de esa historia de amor, de desinterés y competencia que se genera en esa casa de persianas bajas, tele sin sonido y puerta cerrada. 
 
Néstor Romero, el director de la obra, intenta construir una historia de fantasía entre bisturís, acrílicos y cuerpos que se mezclan con lo más normal de la vida cotidiana, llevando al límite las emociones de tres jóvenes que canalizan sus deseos, dudas, miedos y amor. 
 
Sin música de fondo, pero con una misma melodía en los apagones que dividen las escenas, pasan los días en que las dos chicas incrementan las pasiones y la envidia, van conociendo de qué son capaces y de qué no.

COMPARTIR
Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
  
   COMENTARIOS
Cargando ...