El Bondi
Revista Digital
 
 CINE Y TEATRO

Baywatch: Los Guardianes de la Bahía

Los bañeros más sexies del mundo vuelven a la pantalla en una adaptación de la serie de los 90‘ que propone disfrutar del verano, la playa y cuerpos atractivos pero en clave de comedia "gay friendly".

FICHA
Título original: Baywatch. 
Género: comedia, acción.  
Director: Seth Gordon.   
Guión: Damian Shanon, Mark Swift. 
Elenco: Dwayne Johnson, Zac Efron, Alexandra Daddario, Kelly Rohrbach, Jon Bass, Ilfenesh Hadera.   
Duración: 116 min  
PG-16

Dwayne "La Roca" Johnson interpreta al mítico Mitch Buchannon, un veterano guardavidas y héroe local con un record de más de 600 rescates, que deberá entrenar a los novatos Summer Quinn (Alexandra Daddario), el nerd Ronnie Greenbaum (Jon Bass), y al autodestructivo doble medallista olímpico de natación Matt Brody (Zac Efron), mientras investiga la aparición de sustancias ilegales en su amada bahía con la ayuda de sus tres nuevos reclutas y las experimentadas rescatistas CJ Parker (Kelly Rohrbach), personaje que diera a la fama a Pamela Anderson, y la teniente Stephanie Holden (Ilfenesh Hadera).

Manteniendo la propuesta principal de la exitosa franquicia emitida de 1989 al 2001 -acción, playa y gente atractiva corriendo en cámara lenta- la adaptación cinematográfica a cargo del director Seth Gordon elije la comedia como estrategia, con el eje puesto en lo ridículo de ver a un grupo de rescatistas bien parecidos llevando adelante un caso claramente fuera del alcance de sus manos, aunque por momentos el humor da paso a las escenas de acción y las explosiones, en una trama un tanto diluida por la tensión entre estos dos polos, con las alusiones a las distintas ramas de la franquicia –Baywatch nights y Hawai- y los infaltables cameos al inolvidable David Hasselhoff, el Mitch original, o la ex sex-symbol de los 90’, Pamela Anderson.

Lo más llamativo del film es que, mientras que los capítulos de la serie de televisión estaban centrados en sus protagonistas femeninas, dado que estaba pensado para un público hétero masculino, la versión fílmica centra la atención el musculoso Dwayne Johnson y el ídolo adolescente Zac Efron, mostrando el físico de ambos con el mismo descaro que los de Kelly Rohrbach y Alexandra Daddario, aunque con mucho menos protagonismo, en una estrategia mejor diversificada quizás el rasgo más original de esta propuesta, que para todo lo demás, no se destaca más que por los cuerpos que tan desenfadadamente explota. Para más evidencias basta observar que el humor entre los protagonistas masculinos siempre refiere a penes, testículos y objetos fálicos en tanto el "gran" chiste entre los personajes femeninos es que se atraen entre ellas. A la vez, cuando los varones intentan relacionarse con las chicas, se muestran torpes e inseguros, mientras que ellas son seguras de sí mismas, pro activas y no temen seducir pues se saben atractivas, pero tienen personalidades fuertes y desenfadadas. Mientras Summer desdeña los avances de Matt porque sabe que solo le interesa por su cuerpo, CJ no teme mostrarse cálida y empática con el tímido Ronnie a pesar de no ser atractivo, pues ella se interesa por algo más que lo aparente.

Si bien dista de ser una gran película, o una comedia particularmente efectiva, su estrategia inclusiva sorprende gratamente e inesperadamente sus personajes femeninos componen ejemplos de mujeres fuertes, independientes, cómodas con sus cuerpos y ciertamente más inteligentes que sus contrapartidas masculinos, constituyendo ejemplos de mujer mucho más valiosos que aquellos que propone el mundo de los súper-héroes con absoluto cinismo, explicado solo por una vergonzosa condescendencia marquetinera.


COMPARTIR
Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
  
   COMENTARIOS
Cargando ...