El Bondi
Revista Digital
 
 CINE Y TEATRO

Mujer Maravilla

El universo cinematográfico de DC Cómics vuelve a la carga, luego de dos estrepitosos fracasos, con la primera encarnación en la pantalla grande de su heroína más famosa, 76 años después de su creación.

FICHA
Título original: Wonder woman.
Género: aventura, acción, fantasía.   
Director: Patty Jenkins 
Guión: Alan Heinberg, Zack Snyder y Jason Fuch 
Elenco: Gal Gadot, Chris Pine, Connie Nielsen, Robin Wright, Danny Huston y David Tewlis. Duración: 141 min
PG-13

La ex soldado del ejército israelí y modelo Gal Gadot protagoniza a la princesa Diana, una guerrera amazona de la isla mágica de Themyscira, que desde niña se siente irrevocablemente atraída por la violencia. Su madre, la reina Hipólita, interpretada por Connie Nielsen, le prohíbe acercarse a las armas mientras que su curtida tía Antíope, encarnada por Robin Wright, decide que lo mejor es entrenarla en secreto con la idea de que esté preparada para la batalla venidera con Ares (David Tewlis). No obstante, el paraíso pierde su color rosa cuando el espía norteamericano Steve Trevor (Chris Pine) llega a las aguas evidentemente no tan bien protegidas de la isla y detrás de él, el ejército alemán.

La trama se completa cuando la belicosa Mujer Maravilla decide tomar las armas mágicas por la fuerza y partir con el joven a quién recién conoce a luchar en la "Gran Guerra" del mundo, pues ella está convencida que el dios Ares es el responsable. Una vez en el mundo "real", Diana "Prince" no se detendrá ante nada para masacrar alemanes, sin siquiera tener una segunda campanada acerca del conflicto, incluso dejando el camino del bien mayor, o sea no salvar a unas decenas para salvar a millones, sólo por su sed de violencia torpemente justificada en una supuesta inocencia, por venir ella de un lugar "mejor".

Si bien el primer acto de Mujer Maravilla, dirigida por Patty Jenkins, es el más "fresco", pues plantea el origen de Diana, muestra el costado más fantástico del personaje, aunque no sea más que una evangelización del mito griego, y si bien ya pueden sufrirse los intentos de humor forzado y obvio, hasta aquí llega lo menos repetido de la película. El segundo y el tercer acto, desenlace inclusive, son el mínimo esfuerzo por copiar "Capitán américa: el primer vengador" (2011) sin sufrir una demanda por plagio.

Como sucede con todo lo que Zack Snyder, guionista y productor de la película, escribe para el universo cinematográfico DC, las incoherencias de guión, las imposiciones de marketing, y el mal gusto a la hora de los efectos especiales abundan y ahogan cualquier aspiración cinematográfica. Si bien el producto se precia de "feminista", la elección de una Barbie morena como protagonista, vestirla con el atuendo más pequeño que haya usado el personaje en cualquiera de sus versiones, y agregar un par de chistes sobre penes y masturbación sólo alcanza para contentar al más obtuso de los espectadores.

Repetida, obvia, incoherente y aburrida, Mujer Maravilla ahonda más el pozo en el que el género de súper héroes se hunde con cada estreno, en este caso repitiendo la trama y resolución de una película anterior, y no particularmente buena, sin siquiera salvar las incongruencias que su falta de honestidad despierta con respecto al original. En definitiva, más un acierto de marketing a la hora de contentar a las masas que un film apropiado para hacer justicia a los 76 años de espera.


COMPARTIR
Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
  
   COMENTARIOS
Cargando ...