Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Circo Paranoico

Noche de rock sin acrobacias

Cronista: Gentileza prensa | Fotos: Florencia Schvimer

28 de Julio, 2012

Noche de rock sin acrobacias

Sarcófago, Pablo Memi y Roy, integrantes de Ratones Paranoicos, se presentaron en La Trastienda Club para interpretar temas de la banda y clásicos de los Rolling Stones junto a músicos invitados. Antes, actuaron Jazz Paranoico y Rubén Gaitán con su grupo.

“Talentosos y experimentados músicos de rock interactuando con malabaristas, acróbatas y otros artistas, en una ambientación de circo, inigualable”. De esta manera se publicitaba el espectáculo “Circo Paranoico”, el sábado por la noche en La Trastienda. Puede decirse que hubo mucho de lo primero, es decir, rock, y poco y nada de lo segundo: ambientación de circo y artistas relacionados con ese ámbito. Pero el anuncio de la presencia de miembros de Ratones Paranoicos –mientras Juanse, la cara visible del histórico grupo, retoma su carrera solista- y otros reconocidos artistas presagiaban lo que indudablemente tuvo una Trastienda a medio llenar: clásicos de rock and roll y el blues, interpretados por músicos con una extensa trayectoria como integrantes de grupos o bien como sesionistas.

Con Macana como presentador, quien se dedicó entre banda y banda a contar algunos chistes y hacer algunos pases de magia, Jazz Paranoico fue el grupo encargado de abrir la noche, pasadas las nueve y media. Con Pablo Memi en bajo y Roy en batería –la base de Ratones Paranoicos- como figuras más reconocidas, el conjunto comenzó su set con clásicos como “Route 66”, “Drive my car” de The Beatles y “I feel good”, en clave jazzera. Se destacó la voz de Militta Bora, quien prácticamente susurraba las letras con aire despreocupado y sensual, pero que sabía en qué momento darle intensidad a su interpretación, a pesar de tener que sortear dificultades en el funcionamiento de su micrófono. La banda concluyó su lista de temas con “You know I’m no good” e “If you want me”, imprimiéndole a las canciones un ritmo netamente funk.

Luego fue el turno de Rubén Gaitán, quien sorprendió al público al emerger de las penumbras debajo del escenario, y comenzar a tocar su armónica entre la gente, para luego llegar al escenario e interpretar junto a su grupo el clásico “Babe please don´t go”, haciéndose cargo él mismo de la voz. De riguroso traje negro, corbata roja y sus característicos lentes y sombrero, el músico dio rienda suelta a todos sus recursos técnicos como armonicista, hasta el punto de interpretar un solo con su instrumento y ¡un vaso de vidrio! Luego de tocar tres temas de su propia cosecha, el grupo dejó paso al espectáculo central de la noche.

La nueva aparición de Pablo Memi y Roy junto al guitarrista Sarcófago arrancó los primeros gritos de aliento de parte del público: “Vamo’ los Ratooó…”. Los músicos comenzaron con dos clásicos de pura cepa stone: “Miss You” y “Honky Tonk Woman”. En el primero se destacó el saxo de Pablo Fortuna, y en el segundo el piano de Germán Wiedemer, invitados asiduos en los shows de Ratones Paranoicos.
 
“Vamos a tocar algunos temas de Ratones”, anunció Sarcófago, y casi sin pausa tocaron “Colocado” y “Boogie”, con el guitarrista en la voz. Se lo notaba suelto, sin la presión de tener que asemejarse al modo de cantar de Juanse. Con Jimmy Rip –guitarrista de la etapa solista de Mick Jagger-  y Rubén Gaitán sobre el escenario, el grupo interpretó los clásicos “Ya morí” y “Vodka doble”, mientras Rip desgranaba interesantes solos con su instrumento, alentado por el resto de los músicos.

“Voy a presentar a un gran amigo, que vino de La Plata”. Con estas palabras, Sarcófago introdujo a Facundo Soto, cantante de “Guasones”, quien se hizo cargo de la voz en “Cowboy” y “Girando”. A Soto se lo notó distendido en un terreno como el rock and roll, en el que pisa bien firme. Le aportó su toque personal a las canciones, y el final fue con abrazo para los anfitriones. Luego del saludo de todos los músicos que pasaron por el escenario, los integrantes de Ratones regresaron para tocar “Enlace” -otro clásico del repertorio paranoico- y saludar al público que todavía quedaba en el lugar y que continuaba entonando su clásico “Vamo´ los Ratoooó…”.
 
 
De movida, no quedó claro el título de la convocatoria al show: “Circo Paranoico”. No hubo nada remotamente cercano a un espectáculo circense, de manera que quienes fueron a buscar algo distinto dentro de un habitual show de rock and roll, como parecía prometer la noche de La Trastienda, se habrán ido desilusionados. Puede entenderse que los músicos no pudieran presentarse como Ratones Paranoicos debido a la separación de la banda, pero el título nada tuvo que ver con lo transcurrido en San Telmo. Sí fue una noche para la presentación de talentosos músicos y sus diferentes agrupaciones, que desplegaron su arte en un reducto a medio llenar, y para volver a escuchar clásicos de Ratones Paranoicos tocados por sus propios integrantes, mientras Juanse, su frontman y figura más carismática, navega otros mares.  
 
TxT: Augusto Fiamengo 
TODAS LAS FOTOS