Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Andando Descalzo

Descalzos hacia el éxito

Cronista: Fernando Villarroel | Fotos: Gentileza prensa

15 de Noviembre, 2014

Descalzos hacia el éxito

Andando Descalzo y Aztecas Tupro se presentaron en Niceto y volvieron a confirmar el romance con su público.

Fotógrafa: Jorx Martínez

 

La noche del sábado estaba ideal para rockear y Niceto abrió sus puertas para que la muchachada entre a disfrutar de una banda joven que logró vencer a los prejuicios y consiguió mantenerse en el tiempo. “Andando Descalzo va”, improvisa el público a poco de haber ingresado al local; pero primero es momento de ver actuar sobre el escenario a Aztecas Tupro y escuchar la mixtura de sonidos que proponen.

Con varios años en el under porteño y mucho camino recorrido, los Aztecas vienen a calentar los motores de la noche con su fusión de ska, reggae y rock. La gente les responde y Pablo Wehbe demuestra que nada tiene que envidiarle a los frontman del mainstream. Canta, baila y contagia energía, ¿le hace falta algo más? Los AT se empiezan a despedir y los aplausos para los músicos no tardan en llegar; sin embargo, todavía falta el plato principal.

“Andando descalzo va”, es el hit de la hinchada que pide por su salida a escena. Y ahí aparecen ellos, ante un lugar repleto saludan tímidamente, se calzan los instrumentos y se largan a tocar tres de sus caballitos de batalla al hilo: “Andar”, “Cuando llueve” y “La Pipa”. Andando Descalzo sale a comerse el mundo y parece que tienen con qué.

Juani Rodriguez mira a la gente y se ríe cómplice junto a ella. Todos se saben las canciones y las entonan junto a él. Llega el momento de “El Aviador”, y en esta balada se puede observar el magnetismo del cantante; Rodriguez tiene histrionismo y le sobra actitud. El show empieza a entrar en clima y para confirmar esta sensación, los muchachos de Mataderos se encargan de poner a sonar “Impulso”. “No es un paso atrás, sólo estoy tomando impulso”, canta todo Niceto y lo hacen como si fuera una declaración de principios. El guitarrista Ari Paladino y el bajista Fede Salgado, miran y están extasiados, ellos disfrutan desde arriba lo que ven ahí abajo.

Para la mitad del show, el grupo ensaya un mini unplugged e invitan a Lucas Villafañe de Karamelo Santo, para que toque el acordeón y le ponga color a “Volveré”. El público empieza a bailar, los músicos ríen entre ellos, todos están en su salsa y la cosa viene bastante bien; pero el final se empieza a acercar y el cantante hace una pausa para invitar a todos a la próxima presentación de la banda que será el 4 de diciembre próximo, en el Goñi.

El final se vino con todo. “Soy una bomba”, y un mix entre “Pantuflas” y “Cachivache”, son los indicadores de que se empieza a acabar lo que se daba. El encargado del cierre es “Luz” y a poco de que suenen los últimos acordes se empieza a iluminar todo el escenario para que la masa pueda vislumbrar los rostros de los muchachos que los habían hecho vibrar durante poco más de una hora. Los músicos saludan y agradecen antes de dejar libre el escenario.

Con un contundente show en Niceto, Andando Descalzo dio otro paso adelante en su carrera. Su público bailó y cantó esas canciones que se sabe de memoria, antes de emprender la retirada a bordo de su hit preferido: “Andando descalzo, va; Andando Descalzo, va…”.

TODAS LAS FOTOS