Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Greg Howe

Guitar hero

Cronista: Fernando Villarroel | Fotos: Beto Landoni

30 de Septiembre, 2016

Guitar hero

El músico se presentó en el marco del Guitarfest, organizado en La Trastienda, y brindó una clase magistral en la que demostró por qué es uno de los mejores en la materia.

Un festival de guitarra. Una clase magistral. Un concierto a puro solo. Si alguien tuviera que resumir la presentación del eximio Greg Howe debiera mencionar estos tres aspectos; primero, el Guitarfest –el festival que tuvo su origen en Chile y llegó este año por primera vez a Argentina- mostró a cinco jóvenes músicos interpretando sus propias composiciones, acompañados por pistas también creadas por ellos, y sometiéndose a la estricta mirada de un público integrado mayoritariamente por guitarristas y a un jurado que luego calificaría su presentación. El nivel resultó de buen calibre y auspició correctamente como intro para la apareción en escena del hombre de la noche.

Pasadas las 21, el norteamericano saltó al escenario, pero no como Guitar Hero, sino en clave de profesor ante una clase repleta de alumnos/admiradores que no podían creer lo que estaban presenciando. El músico se mostró amable a contar en forma resumida sus inicios, admitiendo que no sentía tenía tener todas las cualidades necesarias pero si la determinación para lograr su presente, y a mostrar algunos de sus trucos (que iban desde los métodos para lograr interpretar “Eruption” de Van Halen hasta la forma en la que tocaba las cuerdas para lograr algunos de sus sonidos más clásicos).  

La velada, por momentos, se puso extensa en cuanto a términos estrictamente técnicos, pero dejó en claro una cosa: Howe no es del todo consciente de sus dotes. El tipo, por momentos, era Einstein explicando sobre una pizarra la Teoría de la Relatividad, sin embargo, lo increíble fue la humildad para compartir todo lo que el ambiente le permitiera con su público, ¡hasta tomó un fernet que le acercaron desde abajo del escenario! Capo total.

Con la clase ya concluída, desenfundó su viola y saltó a interpretar los clásicos “Kick it all over” y “The pepper shake” –ambos tracks incluídos en su primer álbum de estudio en 1988-. Dentro de la banda que lo acompañó sobre el escenario, se encontraba el violero argentino Christian Vidal, quien demostró un altísimo nivel y, por momentos, dejó al mismísimo hombre de la noche en un segundo plano. Para el cierre, “Proto cosmos” y “Jump star” fueron los encargados de dejar los estándares de calidad bien altos.

Un concurso. Una clase. Solos de guitarra por doquier. Así fue la noche de Greg Howe en Argentina y la de una audiencia que tuvo la oportunidad de escuchar, y aprender, cómo se toca -bien- un instrumento.

TODAS LAS FOTOS