El Bondi
Revista Digital
 

Babylon Buenos Aires

Niceto Club se empilchó de verde, amarillo y rojo para recibir, en la primera edición de @Dub Festival en Buenos Aires, a Denis Bovell, Brinsley Forde y Henry Tenyue, acompañados por el legendario Mad Professor y la Dub Natty Sessions.
Slide0
La visita de tres de las estrellas más brillantes del firmamento del reggae británico actual generó gran expectativa entre el público rastafario local, que se reflejó en una notable concurrencia que, a pesar de los esfuerzos por la seguridad local por evitar que se fume a fuerza de puntero láser, disfrutó de volutas cannábicas inagotables durante la presentación principal.

Antes del plato fuerte, la escena local dio el presente con una fugaz pasada por el escenario de Aminowana y una presentación más que interesante de Humanidub, que se destacó por sus trazos electrónicos sobre bases reggae en una versión más ambiental que roots. Su set de cuarenta minutos continuados de groove instrumental y voces sampleadas fue la introducción perfecta para la Dub Natty Sessions.

Una vez en el escenario, la agrupación venezolana al mando del enorme trombonista ex UB40 Henry “Matic Horns” Tenyue y el legendario Mad Professor en los controles electrónicos comenzó con algunos problemas de sonido y ciertas dificultades de comunicación. Una vez que el carismático fundador de Matumbi, Denis Bovell se subió al escenario, todo pareció encajar místicamente gracias a sus gritos de Tarzán, y comenzó lo mejor de la presentación de @Dub Festival.

Las canciones DNS and Friends como “Come again” se mezclaron con los clásicos de sus invitados, como la versión reggae de “The mann in me” originalmente de Bob Dylan y “Babylon must fall” de Denis Bovell. Después llegó Brinsley Forde, más conocido por Aswad y su participación en “Diamonds are forever” de James Bond, quien también convidó con algunos de sus hits como “Dont turn arround” y “Give a little love”, ambas ganadoras de premios Grammy.

Pasada la medianoche, los humos y las rastas se disiparon lentamente, como el recuerdo de una noche de estrellas brillantes, que a pesar de algunas complicaciones de audio, pudo establecer un precedente en la noche de Buenos Aires, poniéndola nuevamente en el mapa del reggae internacional.

COMPARTIR
Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
  
   COMENTARIOS
Cargando ...