El Bondi
Revista Digital
 

Sabés muy bien a dónde voy

Las Pelotas ofreció el segundo de sus shows programados en La Trastienda, en el marco de la presentación de su último disco, Brindando por nada. En un potente concierto, el grupo comandado por Germán Daffunchio repasó además parte de su extensa discografía.


Slide0

Habituado en los últimos años a presentarse en espacios que albergan a miles de personas en la ciudad de Buenos Aires, como el Estadio Luna Park o el Microestadio Malvinas Argentinas, desde el vamos resulta atrayente la propuesta de escuchar a un grupo como Las Pelotas en un lugar como La Trastienda: más reducido en comparación con los anteriores, pero ideal para un nuevo capítulo de esa comunión tan intensa que se da entre un grupo con más de veinticinco años de trayectoria y un público fiel a la propuesta del grupo que comanda Germán Daffunchio.

¿Lo último de Las Pelotas? La publicación de Brindando por nada, su décimo disco de estudio, en 2016. Y pasadas las nueve y media de la noche la banda se lanza a continuar presentando este año sus nuevas canciones, de la mano de la intensidad y la rabia de “Dime” y “Se puede romper”, con solos de guitarra precisos y filosos a cargo de Tomás Sussmann. La temperatura se eleva con “¿Qué podes dar?” y “Ya no estás”, clásicos a esta altura del repertorio pelotero, y que dan paso a la belleza dramática de “Víctimas del cielo”, con un Daffunchio que se luce en la interpretación vocal. A partir de allí Las Pelotas transita otro de los senderos musicales en los que el grupo se hace fuerte y distintivo, las baladas, y “amansa” al público con “Quizás no puedas”, “Como el viento” y “Siempre estará”.

Promediando el show, el grupo inicia un recorrido por parte de su extensa discografía, con certeros impactos al corazón de sus fans: desde el reggae alla Pelotas de “Solito vas” y “Transparente” hasta sentidas baladas como “Personalmente” o “Abejas”; desde la bronca y el tono de resistencia de “Esperando el milagro” hasta las declaraciones de principios de “Siento luego existo” y “Si supieras” con soberbias ejecuciones de trompeta de Alejandro Gómez Ferrero

La banda no olvida sin embargo su último disco, e intercala sus clásicos con canciones como “Era”, en la que la sinuosa batería de Gustavo Jove conduce al tema a un vertiginoso sube y baja, “El amor hace falta” (primer corte de Brindando…), “Hasta el fondo del río” y la nostálgica “Como una estrella”, con un hermoso juego de voces protagonizado por Gabriela Martínez y Sebastián Schanchtel.

“Nos vamos a ir con este tema dedicado a un pato, que se llama Pato Donald”. La introducción de Daffunchio no puede ser más irónica y actual: “Capitán América” hace hervir a La Trastienda, y a pocos días de la asunción de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos, todo cobra sentido. La banda amaga con un final que no es tal, e invita al escenario a Gabriel Dahbar, de Cayacanaya, para hacerse cargo de la voz en “Como un buey” y “La mirada del amo”. 

El cierre del show llega de la mano de “Bombachitas rosas” y una versión galopante de “Brilla (Shine)” en la que el bajo de Martínez hace estragos y la entrega del público es absoluta. A Las Pelotas le esperan unos primeros meses de 2017 intensos, con conciertos en el interior del país y presentaciones en México. Y a su público, la posibilidad de continuar disfrutando de una banda que se encuentra en un increíble momento, con nuevo disco bajo el brazo y con un horizonte definido hacia el que quiere ir.

A propósito del título de su nuevo disco, vaya si Las Pelotas tiene motivos para brindar: un gran disco editado recientemente, una formación musical sólida y con talento que arrasa en vivo, un público fiel que acompaña y crece año tras año y una nutrida agenda de shows por delante. Pero, siempre a contramano, detrás de Brindando por nada el grupo planta bandera y deja entrever algunas de las claves de su “éxito”: escapar del lugar común y del mensaje pasatista y fácil de digerir, y apostar por el arte como un lugar de disfrute y a la vez de resistencia. Es la coherencia en el mensaje a través de más de veinticinco años, el profesionalismo y la belleza de sus canciones lo que le permite a Las Pelotas generar y disfrutar de una noche como la vivida en La Trastienda.    


COMPARTIR
Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
  
   COMENTARIOS
Cargando ...