El Bondi
Revista Digital
 

¡Vamos mi vida!

Galopando entre estrellas, Eterna Inocencia abrió el año con todo en Vorterix.
Slide0
La zona del viejo Teatro de Colegiales estaba invadida por punks, skaters y alternos. Los trapos colgados en las esquinas de Alvarez Thomas y Lacroze, acompañados de charlas de cerveza en mano, eran un paisaje rockero muy de fin de semana. Para las 20, dentro del reciento, subió Avernal a romper cabezas y a calentar los motores para el plato fuerte de la noche: Eterna Inocencia.

Cansada pero siempre con una sonrisa, una chica de la barra repetía lo mismo a todo el mundo: “Birra fría… ¡Arriba!”, casi como si estuviera imitando con su voz el estribillo de “Ropa Sucia”, de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota. Abajo no entraba nadie, pero en el primer piso de Vorterix era todo más ajustado aún.

Pasados cinco minutos de las 21, el telón se corrió y Eterna Inocencia subió a hacer lo suyo, bien arriba, con “A los que se han apagado”. Abajo, un mar de personas moviéndose con cada estrofa cantada por Guille Mármol, y nadando en mosh cada vez que lo sintieron. Canciones como “Encuentro mi descanso aquí” y “Abrazo”, siguieron en una lista dónde el batero Germán Rodriguez dejó en claro que tocar toda la jornada (es además, batero de la banda telonera) no lo cansa ni un poquito y puede darle a los parches las veces que quiera.

“Este tema va dedicado a mi sobrina. Ella me dice que es ‘la canción de la ballena‘”, confesó Mármol, con una sonrisa de emoción antes de entonar la letra de “Cassiopeia”, de su último álbum, "Entre llanos y antigales" (2014). Canciones como “Paren esta guerra”, “Trizas de vos” y “En busca del sol” no sólo fueron cantadas con mucha euforia entre los presentes, sino que se entrelazaban con las dedicatorias, los mensajes de ayuda a los pueblos originarios y los palos permanentes a esa derecha que intenta hacer olvidar el pasado asegurando que “30 mil” sólo es una cifra.

Sobre el escenario, todo pareció un ensayo con amigos. Se diviertieron y rieron entre los músicos y demostraron que estar lookeados no es lo que importa: lo que sí vale es el mensaje y la simpleza. Por esa razón, el cantante eterno llamó a los chicos de “El Playón”, y desde el público, subieron dos chicos que contaron su historia: ese playón es un lugar que apropiaron en Ciudad Evita hace más de 10 años, anexo a una escuela. Allí, lograron que se convierta en el primer skatepark público (y hasta ahora, único) que hay en el partido de La Matanza. El 18 de marzo van a hacer un festival gratuito junto con la banda, al que hay que acercarse con un artículo de limpieza para donárselo a la escuela. Un lujo. “Nosotros nos acercamos con un simple fanzine que le regalamos a ellos en un show de Los Ingobernables (banda paralela de algunos integrantes del grupo). Cuando lo leyeron, ellos mismos se comunicaron con nosotros para ayudarnos. Que nos digan que quieren tocar en el playón de Ciudad Evita nos llena de orgullo: muestra la clase de personas que son”, dijo emocionado uno de los dos invitados que estaban sobre el escenario.

La última hora del recital fue intensa, rápida y con más dedicatorias. Primero, subió Avernal para hacer una versión de “Cartago”, junto a todos los músicos y provocando una ronda de pogo inmensa. Después, siguió “Arte es disfrutar”, quizás una de las letras que más explican la lucha de Eterna Inocencia. La letra se pregunta “¿Te acordás cuando en tu corazón la utopía era menos que imposible? Nos quedabamos dormidos sobre nuestros fanzines”, y luego llega a una conclusión letal sobre el final: “¿Por qué pagar para tocar? ¡Ya basta de lacras! ¡ARTE ES DISFRUTAR!”.  

“Este tema es para ese pibe de 42 años que llamó a la radio emocionado, y no podía creer que sigamos tocando. Este tema tiene más de 25 años y es para él”, anticipó Guille, antes de “Inocencia”. “¡Lautaro! ¿Dónde estás?”, buscaba Mármol entre los presentes a un pibe que les había acercado una foto de sus abuelos, con armamentos, luchando en la guerra civil español, hace casi 80 años atrás. Sin duda alguna, “La resistencia” se robó las gargantas de todos.

“Esta va para todos aquellos que trabajan con nosotros. De forma invisible, pero hacen que seamos lo que somos como banda”, decía el frontman con alegría antes de “Nuevas fronteras”, la canción más coreada de la noche. Tal es así, que el cantante se emocionó y les confesó que le hirvió la sangre al escuchar cantar a todos los fanáticos. Pegadita, "Le pertenezco a tus ojos" fue otro de los himnos súper cantados, en dónde todos los instrumentos se lucieron y las emociones, gracias a ese punteo de la guitarra, salieron a dar un paseo por todo el Vorterix.

Este se lo quiero dedicar a mi amigo Chary, de Loquero. Una banda tan real y bonita. Referente de este movimiento, y que por cuestiones de salud, tuvo que dejar de tocar por tiempo indefinido.  Queremos verlos de nuevo en el escenario. ¡Fuerza!”, dijo Mármol, antes de “Cuando pasan las madrugadas”.

Previo a “La Radio Comunitaria”, Guille Mármol resaltó al público de Eterna ya que alguien encontró un celular y lo llevó hasta el escenario para que lo devolviesen a su dueño. El mensaje de que, socialmente, todavía podemos solucionar las cosas, brillaba en su sonrisa y sirvió de pie para lo que seguió: “Este tema se lo quiero dedicar a mi papá. Por ese caballo que me regalaste al que llamaste “Gato”. Cuando el cielo funcionaba sólo como el firmamente empecé a sentir la influencia y las tradiciones en mí”, dijo un emocionado Mármol antes de “Puente de Piedra”,  la última canción de la noche.

Dos horas y diez minutos duró el set de Eterna Inocencia. Verlos genera un fenómeno por demás particular: por un lado, el salvajismo se instala en todos por ese poderío sonoro que generan. Por otro lado, tal como en un ejercicio de yoga, en donde el esternón se abre paso hacia arriba entre los demás huesos dejando los sentimientos a flor de piel, Eterna se apodera de la sensibilidad y la emoción de aquellos que los van a ver. Esa ambigüedad los propone como uno de los mejores exponentes del Hardcore Punk local. ¡Qué bien que la Inocencia sea Eterna!

 


COMPARTIR
Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
  
   COMENTARIOS
Cargando ...