Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

The 1975

Volver a los ochenta

Cronista: Fernando Villarroel | Fotos: Anabella Reggiani

29 de Marzo, 2017

Volver a los ochenta

Previo al Lollapalooza 2017, The 1975 se presentó su sideshow en Vorterix y demostró por qué es una banda revelación a nivel mundial.

29 de marzo de 2017. Por una hora y media, Vorterix se convirtió en un gran túnel del tiempo y sonó como cualquier club citadino de la década del ochenta. La experiencia no se trató de un fenómeno paranormal traído de la mano de un medium, sino que, por el contrario, resultó ser un show músical comandado por un grupo de jóvenes ingleses que parecieran haber capturado y sintetizado lo mejor de aquella década. The 1975, también conocido como “de naintin seventi faiv”, llegó al país y revolucionó el barrio porteño de Colegiales con su electro-dance-pop, antes de su presentación en el Lollapalooza 2017.

La banda liderada por Mathew Healy brindó su sideshow, antes de su actuación en en el Hipódromo de San Isidro y demostró sobre el escenario por qué son consideradas una de las revelaciones en esto del mainstream. El show comenzó a las 21, luego de la exitosa performance soporte de Indios, y el griterío y la fiebre adolescente se apoderó de todo el anfiteatro; tanto fue así que, luego de un comienzo rabioso de la mano de “Love me” –ese track con aires a Prince- y “Heart out”, el frontman tuvo que pedir a su público que retrocediera sobre sus pasos y dejara espacio a las fanáticas que estaban frente a las vallas. El gesto cosechó un aplauso cerrado entre los jovenes presentes y la sorpresa de algunos mayores que no están muy acostumbrados a ver la preocupación de algunos artistas por su audiencia.

El sonido de The 1975 tiene una fuerte base ochentosa en sus teclados, sus guitarras, su batería poco estridente pero efectiva, y la búsqueda melódica por parte de su cantante. La inclusión de un saxo sobre el escenario, al mejor estilo Michael Bolton junto a Kenny G –sólo que sin tanto cliché romantico-, demostró que el futuro musical no está sometido a la dictadura de los DJ´s de turno, sino que aún pareciera estar en manos de los buenos intérpretes.

Con un setlist bastante nutrido, que contó con la presencia de varias canciones como “An encounter”, “Robbers” y su himno inclusivo y gayfriendly, “Loving Someone”, el recital brindado por los británicos pasó por todos los estadios y dejó conforme a todos los visitantes; tanto fue así que, en una de las últimas noches cálidas del otoño porteño, la puntualidad de los músicos y ausencia de interrupciones sobre el escenario complotaron, positivamente, para poder generar una agradable velada llena de sonidos.

The 1975 pasó por Buenos Aires  y el saldo fue ampliamente positivo. A pesar de alguna balada al estilo boyband noventosa, la interpretación y las melodías de esta banda parecieran tener lo necesario para continuar capturando la escencia y el espíritu de los ochentas, hasta lograr alcanzar otro nivel. Y aunque a eso sólo el tiempo lo dirá, en el mientras tanto, es bueno poder disfrutar de su música. 

TODAS LAS FOTOS