El Bondi
Revista Digital
 

Técnica y brutalidad

La banda de death metal estadounidense volvió a la Argentina para presentar su último disco, …Of the Dark Light (2017), con un show explosivo en Uniclub.
Slide0

En condiciones normales, no resulta fácil imaginar un recital más brutal que los que ofrece Suffocation. Si a esto se le agrega la falta del equilibrio que aporta el bajo (Derek Boyer no pudo sumarse a la gira debido a una lesión), el cóctel de intensidad se vuelve incontenible. “Beyond the Dark Light” es el nombre del tour que debió postergar sus fechas originales por problemas de visa y retrasos de la embajada, pero que finalmente llegó hasta el país más austral de Sudamérica con el objetivo de promocionar el más reciente trabajo discográfico de un grupo que se encuentra inmerso en una época de transición y cambios de integrantes.

Pasadas las compactas pero contundentes performances de Sicario, Coral (proyecto solista de Facundo  Coral, ex violero de Tren Loco) y Morferus, llegó la hora del plato fuerte de la velada. Con Kevin Muller (The Merciless Concept) al frente -cubriendo el lugar del histórico cantante Frank Mullen, quien casi no forma parte de las giras desde el 2013 y ya anunció su inminente salida del conjunto-, Suffocation pisó el escenario de Uniclub con “Thrones of Blood”, de Pierced from within (1995), y la zona frontal del reducto se convirtió inmediatamente en poco menos que una batalla campal. La imagen de un fanático ingresando al pogo con protector bucal es ilustración fidedigna de la locura que se apoderó del recinto ubicado a pocos metros del Abasto.

“Return to the Abyss” y “Clarity through depravation” fueron los dos temas que sonaron de …Of the Dark Light (2017), álbum que señaló el final del recorrido de Mike Smith (batería) y Guy Marchais (guitarra) en el quinteto neoyorquino, reemplazados por Eric Morotti (Blind Witness) y Charlie Errigo (ex Pyrexia) respectivamente. Esta desafortunada sucesión de ausencias y sustituciones arrojó como resultado que Terrance Hobbs (viola) fuera el único miembro original de la banda que pudo participar de la visita a Sudamérica.

Quiero ver una maldita masacre en el pogo”, arengó Muller antes de tocar “Effigy of the Forgotten”, del CD homónimo (1991), el cual confirmó su vigencia aportando dos canciones más al repertorio: “Liege of inveracity” primero, y luego “Infecting the Crypts”, que sirvió como amague de cierre. Teniendo claro que la fiesta aún no había terminado, el público coreó el nombre del grupo hasta que los aludidos volvieron a las tablas para hacer una más. “Esta canción va dedicada a ese tipo que me acaba de regalar una cerveza”, bromeó el vocalista, y “Devoid of Truth” -Despise the sun (1998)-, mientras varios hombres y mujeres se subían al escenario sólo para volver a lanzarse al campo, ofició de conclusión de una jornada que terminó con Hobbs bailando al ritmo de los cánticos de los aficionados, y el resto de los integrantes de Suffocation estrechando las manos de aquellos que se acercaban hasta la valla a saludarlos.

Los pasos al costado de varios de los miembros históricos de la agrupación, sumados a los 28 largos años de vigencia, le imprimen al futuro de Suffocation un halo de incertidumbre difícil de ignorar. No obstante, el sonido bestial y las melodías intrincadas que los convirtieron en pioneros del technical y brutal death metal removieron los cimientos de Uniclub en apenas 70 minutos, e inyectaron de optimismo a un puñado de leales seguidores que cuentan los días para volverlos a ver.

COMPARTIR
Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
  
   COMENTARIOS
Cargando ...