Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Ete & Los Problems

Eté y los Problems: Los Jordan uruguayos

Cronista: Jeremias Wald Acuña | Fotos: Jose Fuño

08 de Diciembre, 2017

Eté y los Problems: Los Jordan uruguayos

El grupo liderado por Ernesto Tabárez llegó a Uniclub para despedir El Éxodo (2014), su último trabajo discográfico. El regreso, según prometió la banda, será dentro de seis meses y con disco nuevo bajo el brazo.

No tocamos canciones a pedido” aclara Eté -alias del cantante y guitarrista Ernesto Tabárez- desde el escenario de Uniclub. Lo dice en serio, con buena onda, sin un ápice de maldad, pero firme. No hace falta la venta de humo, porque desde arriba del escenario hay una propuesta sincera y real. Entonces el público es importante porque es el que permite que el recital suceda, pero el verdadero show está sobre las tablas, lo dan esos cuatro tipos que se desviven en cada canción.

Sin bandas soporte, alrededor de las 21.45 aparecieron en escena Eté junto a los Problems, una banda uruguaya que creció al calor del tiempo y la buena música. Que encontró su hit en el videoclip de “Jordan”, esa canción que habla del desamor, del dolor, de la tormenta y también del máximo ídolo basquetbolístico. Con la excusa de despedir El Éxodo (2014), su último disco, los Problems llegaron a Uniclub del Abasto. Hace un mes ya lo había hecho en la Trastienda de Montevideo pero les faltaba hacerlo de este lado del charco.

Al igual que en el disco, los primeros dos temas fueron “Incendio” y “Aparte”.  La voz urgente, dolorosa, rasposa de Ernesto Tabárez siguió con “La bandera”, el tema más punk de su última placa. Esa primera tríada de canciones de El Éxodo terminó para darle paso a “El futuro”, de Vil (2011). Después llegó el momento de presentar “Newton”, uno de los tres temas que trajeron del nuevo disco que están terminando de componer. Bien pesadito, bastante aplaudido por el público, para alegría de Eté: “Qué bueno que les haya gustado porque el disco nuevo tiene varios así”. Hay fe de este lado, entonces, para esa nueva placa.

El momento para bajar los decibeles llegó, efímero, con “La portera”. Pero rápidamente se acabó porque la siguió “Ruta 8”: “A los alemanes les gustaba pila, porque no tenían nada que entender”, se rió Tabárez. El primer invitado de la noche fue Ezequiel Rivero, cantante de Las Futuras Madres, para cantar “Cacería”, tema que será parte del próximo disco. Pero el momento que esperaba el público fue cuando entró a la cancha “Jordan”. El pogo se hizo presente para vitorear la canción que nombra al gran basquetbolista estadounidense.

El segundo y último invitado llegaría con “Número desconocido” y fue nada menos que Juan Pablo Fernández, guitarra y voz de Acorazado Potemkin. La voz tanguera y sensible de Fernández se unió al sufrimiento y desesperación de Tabárez para redondear una hermosa versión. Después de unos momentos sin la banda, volvió Eté solo para interpretar otra nueva canción que podremos escuchar pronto en la nueva placa.

El final llegó con “Milonga de Manuel Flores”, canción que originalmente lleva música de Eduardo Darnauchans (cantautor uruguayo fallecido en 2007, amigo y referente de Tabárez) y letra de Jorge Luis Borges. Pero que los Problems ya la han incorporado, afortunadamente, a su repertorio con una versión absolutamente propia. Y por último, llegó “No sé lo que pasó”, de Vil (2011), con Ernesto saltando entre el público completamente feliz.

Fueron unos noventa minutos en los que Eté y los Problems dieron un show más largo que los que acostumbran pero que, esperemos, sean cada vez más comunes de este lado del Río de la Plata. “Yo creo que es mejor seguir moviéndome / a dónde voy, no sé“ cantó Tabárez al principio del concierto en una especie de advertencia pero también como una declaración de principios. No importa hacia dónde, Eté seguirá moviéndose, encontrando sonidos y mostrándolos. Por suerte. 

TODAS LAS FOTOS