Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Lee Ranaldo

Viaje Sideral

Cronista: Ariel Andreoli | Fotos: Natalia Leone

20 de Diciembre, 2017

Viaje Sideral

¡Sonic King! El eterno Lee Ranaldo pasó por el teatro Margarita Xirgu presentando Electrim Trim, y poco importó que haya sido en formato acústico: él llevó de viaje a las mentes de los presentes con su sello indeleble.

Otra semana de caos en Buenos Aires. Marchas, manifestaciones, barricadas policiales y ruidazos de cacerolas en distintos barrios porteños eran, en conjunto, el reflejo del rechazo total ante las reformas políticas antipopulares, que se habían convertido en ley el lunes pasado. Como no podía ser de otra manera, previo a su show, Lee Ranaldo dejó en claro sus ideales y participó de las mismas, mostrando posteriormente en sus redes sociales, el rechazo ante las nuevas medidas tomadas.

La noche del miércoles mostraba a San Telmo, con ese clima que lo caracteriza últimamente, donde cualquier día se puede encontrar algo para hacer. En la puerta del Xirgu, para las 22 ya había personas que esperaban poder entrar, algo que sucedió una hora después ya que todo se retrasó.

Dentro del recinto, entre cervezas y charlas, la gente empezó a comprar todas las rarezas que el stand del artista norteamericano mostraba y a esperar por Dedés, el dúo telonero de la noche.  A las 23 en punto, subió solamente al escenario el guitarrista y cantante Mati Fernández,  ya que todo estaba preparado para un show acústico y en solitario de Ranaldo. Fernández presentó varias canciones del EP No sos el único así (2014) y del larga duración Los Reflejos (2016), destacándose “Raro” y “Saque número”, entre la gente. Entre canciones nuevas y agradecimientos por el espacio, esta banda nueva del circuito indie mostró en algo más de media hora, que tiene repertorio para seguir dando que hablar.

Poco antes de las 23.40, se hizo silencio en la sala y Lee Ranaldo subió al escenario inmerso en una gran bola de ruido, para interpretar “Moroccan Mountains”, la canción que abre Electrim Trim, su último disco. Tal como en el disco, el segundo tema fue “Uncle Skeleton”, dónde cambió la guitarra por una azul, y se despachó con una versión por demás interesante.

Mientras el neoyorquino saludó a los presentes, tomó un vaso de vino y agradeció el hecho de que lo hayan ido a ver, empezaron los acordes de “Circular (Right as Rain)”, una de las mejores canciones de la noche y que si bien no tuvo la línea de bajo que se destaca en la versión original, el juego de luces azules sobre el escenario fueron un buen complemento.

La canción que le dio nombre al disco, “Electrim Trim” fue otro gran punto de la noche, que terminó con un Ranaldo tocando parado, algo poseído.  Le siguió “Let’s Start again”, donde por un momento fue puro efectos y dejó a todos más que excitados, mientras él sonreía sin parar.

Cuando el músico fue un poco hacia atrás, con “Off the wall”, se ganó la ovación fuerte de toda la sala. Y seguido, “New thing”, donde el mismo se encargó de dedicarla a internet y sus “malos usos”.

Ya llegando al final de la noche, llegó el turno de “Last Looks” y de una súper voladísima versión de “Thrown Over The Wall”, dónde los pedales hicieron su labor y Lee Ranaldo tocaba la guitarra con el arco de un violín. En esta canción, el músico interactuaba con el público e incitaba a que se descargasen, mientras la música sonaba en pleno viaje astral. Todo terminó con los fans gritando “Macri gato” y con una ovación de todos los presentes. Ranaldo, mientras, le pegaba con el arco al cuerpo de la guitarra, se retiró del escenario entre aplausos.

El ex Sonic Youth volvió a las tablas para hacer sonar con su guitarra el cover que no podía faltar: “Revolution Blues”, de Neil Young. Así, con una versión súper personal y atrevida, se retiró del escenario, aplaudido por todos.

Lee Ranaldo lo hizo de nuevo: presentó su nueva placa de forma oficial, en un formato distinto, completamente solo, y marcando la diferencia. Su último trabajo en un excelente disco que, sin duda alguna, es uno de los mejores del 2017. Entre todo lo malo que suele ser diciembre para los argentinos, que el guitarrista haya pasado por el país, es un gran regalo de navidad. ¡Qué bueno que la juventud sónica es eterna!

TODAS LAS FOTOS