Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

La Mississippi

Inoxidables

Cronista: Juani Lo Re | Fotos: Anabella Reggiani

09 de Febrero, 2018

Inoxidables

Con dos horas a puro rock y blues, La Mississippi abrió el ciclo Rivadavia Rock 2018 con su postergado show de diciembre.

La banda comandada por Ricardo Tapia finalmente pudo concretar su show en el Teatro Gran Rivadavia. Con clásicos propios, versiones ajenas y canciones nuevas, el grupo se presentó ante un público súper heterogéneo, típico de una banda que ya recorre la ruta hace casi 30 años.

Las luces se apagaron cerca de las 21.30 horas y antes de la aparición de los músicos, dos videos introductorios se proyectaron en la pantalla gigante, que corresponden a dos cortes de difusión de su último trabajo, Criollo (2017). El primero, “Cuando el corazón te guía”. alternó imágenes de los miembros de la banda con paisajes naturales de Jujuy. El segundo, mucho más divertido, mostró al actor Juan Acosta bailando “Cuando vos no estás”, que habla de la libertad que da bailar en calzoncillos cuando una persona se queda sola en su casa.

La música en vivo (“tocada por seres humanos” diría Pappo) arrancó con “Odioso”, otra canción de la nueva placa. Tras varios temas más cercanos al estilo stone que al blues, el clásico “Café Madrid” fue la primera canción que levantó a las mil personas presentes de sus asientos.

“La mejor manera de presentar temas nuevos es que estos se hagan amigos de los viejos”, explicó Tapia. Por eso no fue casualidad que la reciente “Promesas del ayer” suene pegadita a “Reina de Corazones” de Cara y Ceca (1997).

De su álbum de joyas del rock nacional Inoxidables (2015) tocaron “Pato trabaja en una carnicería”, de Moris “el mejor letrista de nuestra música”, según Tapia. Promediando el final, “Blues del equipaje” contó con Juan Hermida, tecladista original de la banda, y “Bufalo” fue la última canción antes de un breve impasse.

Los bises arrancaron con el hit “Un trago para ver mejor” que volvió a hacer que el público se descontrole y los acomodadores intenten calmarlos, sin mucho éxito. “Mala transa” cerró dos horas (y un poquito más) de puro rock y blues bien argento.

Hace tres años, La Mississippi editó Inoxidables, un disco en el que reversionaron varios clásicos del rock nacional. Lo que mostraron Tapia y compañía una vez más en el Gran Rivadavia es que, además de las canciones, los que no se oxidan son ellos.

TODAS LAS FOTOS