El Bondi
Revista Digital
 

El Hombre Sensible de Londres

Steve Hackett dio el primero de sus dos shows en el Gran Rivadavia, presentó las canciones de su nuevo LP The Night Siren (2017), y repasó lo mejor de Genesis.
Slide0

Los Hombres Sensibles de Flores, contaba Alejandro Dolina en su libro “Las Crónicas del Ángel Gris”, eran personajes honestos, pasionales, con los sentimientos a flor de piel. Muchos de ellos poetas, escritores, y otros, músicos, también.

Si nos guiáramos por estas características podríamos decir que Steve Hackett es un Hombre Sensible, que no nació precisamente en Flores pero que si volvió a visitar los pagos y sus alrededores en numerosas ocasiones. El londinense ofreció un concierto el sábado pasado en el que presentó canciones de su nuevo álbum The Night Siren (2017) pero también tocó las piezas clásicas de Genesis, banda que integró entre 1970 y 1977.

Cerca de las 21.15 las luces se apagaron, Hackett apareció en escena vestido con un saco acompañado de una chalina color malbec, y tras tronarse los dedos, tocó los primeros acordes de “Please Don’t Touch” de su álbum homónimo de 1978.

Las remeras de Génesis, Jethro Tull, Yes, Rush y otras incontables bandas de rock sinfónico ocuparon las casi 1.500 butacas del teatro. Del nuevo disco sonaron “El Niño” y “Behind the Smoke”, esta última compuesta junto a su esposa Jo y dedicada a los refugiados alrededor del mundo.

Contradiciendo lo que dice la canción de GTR “When the Heart Rules the Mind”, Hackett parece estar en sintonía con su corazón y su mente luego de una magistral interpretación. También con su saxofonista/clarinetista Rob Townsend, quien acompaña sus solos de guitarras con instrumentos de viento.

Unas luces violetas cruzaban la platea al mismo tiempo que el cantante Nad Sylvan entró en escena, bajo una ola de aplausos. El rubio vocalista no es sólo carisma y teatralidad cuando toca la pandereta, los matices de su voz se asemejan mucho a los de Peter Gabriel.

En un español muy forzado, Hackett invitó a cantar la siguiente canción. Entonces Sylvan comenzó a capella “Dancing with the Moonlit Knight”, y fue seguido por la banda al mismo tiempo que por el público. También contó, claro, con grandes performances del bajista Jonas Reingold y el baterista Gary O’Toole, dos históricos en la banda del guitarrista.

Del exitosísimo Selling England by the Pound (1973) sonó también “Firth of Fifth” con la introducción de piano hecha a la perfección por Roger King. Mientras Hackett ejecutaba el demoledor solo final mostrando su técnica del tapping y haciendo efectos con la palanca de su Fernandes, un foco lo proyectaba a contraluz en una pared lateral del teatro, creando cierta épica en la situación.

“Inside and Out” del EP Spot the Pidgeon (1977), una de las últimas canciones de Génesis con Hackett en su alineación, fue dedicada a Phil Collins, pero llamó la atención la tibia recepción del público al oír este nombre. Pasando ya las dos horas de show, la interpretación de “The Magical Box” y los veinte minutos de duración de “Supper’s Ready” se erigieron como verdaderas obras maestras sinfónicas.

Pero el público no se conformó con dos horas y media de concierto y de pie pidió una más a pesar de que la banda ya había dejado el escenario. Casi como una costumbre en los shows de Steve Hackett, “Los Endos” de A Trick of the Tail (1976) dio fin a un recital impecable.


COMPARTIR
Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
  
   COMENTARIOS
Cargando ...