Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Radio Moscow

Nuevos comienzos para un rock de antaño

Cronista: Jeremias Wald Acuña | Fotos: Candela Glikin

06 de Abril, 2018

Nuevos comienzos para un rock de antaño

Cuarta presentación en Capital Federal para Radio Moscow en un Teatro Vorterix cubierto. La presentación de su última placa, New Beginnings (2017), fue la excusa de la gira homónima que incluyó recitales en Córdoba y Santa Fe.

Viernes de abril. Paro de subterráneos vigente, Vorterix se ve bastante lleno. Cuarta presentación de Radio Moscow en Capital Federal en su historia. Ya lejos de aquel debut en el 2014 en Uniclub, la banda de Iowa incrementó exponencialmente su convocatoria porteña. Los shows en Córdoba y Santa Fe los aceitaron para esta única presentación en “una de nuestras ciudades preferidas para tocar”, como deslizó Parker Griggs, guitarrista y alma mater de la banda, durante el concierto.

La apertura de la velada psicodélica corrió por cuenta de Poseidótica, la banda local más convocante de la escena. Con un set corto, ajustado y bastante representativo, el cuarteto calentó los motores de una noche que prometía muchos solos, riffs y oídos zumbantes.

El regreso sudamericano de Radio Moscow se produjo gracias a la gira presentación de New beginnings (2017), su sexto trabajo de estudio. Una placa que continúa con la búsqueda de sonidos setenteros pero sin languidecer en la nostalgia de un pasado mejor. Porque la historia de este power trío sigue escribiéndose. Sin apoyos de grandes discográficas, los oriundos de Iowa se han ganado un lugar en el corazón de muchos argentinos a fuerza de rock distorsionado y guitarrero.

Precisamente a las 21.30, tal como había sido anunciado vía redes sociales y aún con el telón cerrado, hubo una explosión de poder y destreza por los altoparlantes. El público, sin tener una banda a la que mirar, disfrutaba del comienzo “a ciegas”. El momento dio el espacio propicio para ensayar un tibio “Olé, olé, olé, Radio, Radio”. Unos minutos después, el telón se abrió y comenzó una andanada de blues pesado y psicodelia que duraría unos 90 minutos.

La voz cascada de alcohol, arena y blues de Parker Griggs amalgama a la perfección con su talento de excepción en las seis cuerdas. Y, luego de años de buscarlo, encontró en Paul Marrone, baterista, y Anthony Meier, bajista, los complementos precisos para que el guitarrista pueda desplegar todo su arsenal de sonidos inspirados en Cream, Jimi Hendrix y Pappo’s Blues (reconocido por el propio Griggs).

Es cierto también que por momentos los temas, con sus respectivos solos casi obligatorios, se extienden algo más de la cuenta. Pero el que se acerca a un recital del estilo no lo sorprende, porque sabe lo que le espera. Los momentos más importantes llegan de la mano de canciones que, evidentemente, han calado hondo en el público argentino. “I just don’t know”, de Brain Cycles (2009) da pie al primer pogo de la noche, recibido con alegría también desde el escenario.

Un imprevisto con uno de los pedales de Griggs le da un respiro a la base rítmica que se desgrana apasionadamente en cada tema. El “Olé, olé, Radio” se hace inequívoco y potente. Anthony Meier, contento, filma la demostración de afecto que el público argentino ya ha hecho bandera en cada recital. Resuelto el problema con el pedal, el regreso es a todo riff con una versión arrolladora de “Broke down”.

Está claro que Radio Moscow ha encontrado un público y un país que los reciben cada vez mejor. Algo que los reconforta y los hace sentir cómodos. ¿Su forma de retribuirlo? Presentaciones espesas, llenas de humo y distorsión. ¿Habrá que esperar a que saquen un nuevo disco para volverlos a tener en el país? Probablemente no, ya que se han hecho un nombre y una reputación en este suelo a base de una más que interesante relectura moderna del blues setentero.

TODAS LAS FOTOS