El Bondi
Revista Digital
 

Viaje al centro de las entrañas

Piti Fernández presentó Conmigo mismo en Niceto Club en una noche emotiva y llena de melodías agradables.
Slide0

“Lo primero es la familia”, dirían por ahí y eso es algo que Juan Germán “Piti” Fernández se tomó muy a pecho en su primer disco solista al que llamó Conmigo Mismo (2017), un trabajo lleno de recuerdos y sentimientos ligados a esas raíces que lo fueron forjando hasta ser quien hoy es. El ambiente intimista también se vio reflejado en el público de Niceto, que además de los fanáticos de Las Pastillas del Abuelo, también se llenó de familiares y amigos, inspirando un clima de abrazo fraterno.

Si bien el proyecto es solista, a Piti lo acompañan Pablo Vidal en saxo; “Pechi” Pages en batería; Guito Daverio en bajo; Juan Ignacio Fernández en teclados; y Martín Morales y Mariano Fernández en guitarras.

El folk predominó en la escena, con las tres guitarras como protagonistas. El arranque fue con un popurrí de tres temas clásicos y reversionados del rock nacional: “Salgan al sol” de Javier Martínez con Billy Bond y La Pesada, “Sucio y desprolijo” de Pappo y “El Fantasma de Canterville” de Charly García.

“Proyectos de artes”, tema dedicado a su mujer, fue la que abrió el juego de las canciones propias. “La isla de Gulliver” habla de su abuelo Francisco Betancor y de las historias que le contaba- de hecho, el disco está inspirado en el libro de poemas que Betancor editó hace 50 años y le da el nombre al álbum-; mientras que “Conmigo mismo” y “Le tengo miedo al silencio”, son algunas de las que retratan al cantante. Para la última invitó a Chizzo Nápoli de La Renga a participar en el disco, lo que le da un toque especial.

El segundo popurrí nacional incluyó “Oye niño” de Miguel Abuelo; “Ayer nomás” de Moris y “Génesis” de Vox Dei. El tercero, rescató joyas interesantes como “Porque hoy nací” de Manal”; “Natural” de Tanguito” y “Todas las hojas son del viento” de el Flaco Spinetta, en una reversión muy agradable.

Con “Pequeño gran orador”, dedicada a su padre y “El ángel y el hada”, Piti y su banda se despidieron del público en una noche de sábado que se llenó de mística, historias y recuerdos. En este nuevo proyecto, el cantante encontró una faceta interesante, que por más que sea intimista, no deja a nadie afuera, sino que invita a todos a que se sumen a esa cofradía de amigos, códigos y familia.


COMPARTIR
Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
  
   COMENTARIOS
Cargando ...