El Bondi
Revista Digital
 
* Coberturas | Angra JUNIO 08, 2018

Jogo bonito

La banda brasileña pasó por El Teatro de Flores para mostrar una vez más todo su virtuosismo en una jornada a puro power metal.


Slide0

Tal vez no sea una postura políticamente correcta alabar a un grupo de brasileños faltando apenas unos días para el comienzo de la Copa del Mundo Rusia 2018. Sin embargo, sea por cercanía o sea por afecto, Angra es un quinteto que visita la Argentina con asiduidad para deleitar a sus seguidores con clases magistrales de power metal clásico y efectivo. Este viernes, en un concurrido Teatro de Flores y con el tour mundial de presentación de Omni (2018) como marco, no fue la excepción.

Pasadas las participaciones preliminares de Presto Vivace y Magika, los representantes del país verde-amarelo salieron a la cancha con los acordes de “Nothing to say”, directo desde Holy Land (1996). La afición evidenció su apoyo de inmediato y ya en el cuarto tema quedó de manifiesto la genialidad del cerebro creativo del equipo, Rafael Bittencourt. El violero, quien es también el único miembro fundador que permanece en el conjunto, se calzó la guitarra criolla para el delicioso solo de “Newborn me” y el local de Flores entró en éxtasis.

Mientras Felipe Andreoli (bajo) y Marcelo Barbosa (guitarra) aportaban sobriedad y equilibrio, el goleador de la formación, Fabio Lione, exhibía su voz prodigiosa y sus agudos impecables, e interactuaba con su hinchada entre tema y tema, en un simpático portuñol. “Algunas cosas tengo que decirlas en inglés, pero después las repito en español, porque es más caliente, más verdadero, como todos los idiomas latinos”, aseguró el cantante italiano que se unió a Angra en 2013.

Promediando el show llegó la oportunidad de lucirse de Bruno Valverde, el encargado de garantizar una base de seguridad y potencia desde el fondo, quien se despachó con un escalofriante solo de batería para darle paso a “Black widow´s web”, uno de los seis temas de Omni que formaron parte del repertorio. Sosteniendo una ofensiva firme y fluida, la escuadra brasileña encadenó “Lisbon” y “Magic Mirror” (otra de las canciones extraídas del más reciente disco de estudio, del que también sonaron “Traveleres of time”, “Light of Trascendence”, “Insania” y “Silence Inside”), e intentó gambetear al público con un amague de cierre que no convenció a una sola persona en todo el recinto.

Antes del final del pequeño entretiempo, Bittencourt subió al escenario en soledad para presentar a sus compañeros y, con la colaboración de los aficionados para las palabras en español que no recordaba, agradeció a todos sus fanáticos e incluso a los ex músicos de la banda por haber colaborado con los 27 años de trayectoria de Angra. “Las grandes batallas se conquistan en grupo”, concluyó el capitán.

Ya con los cinco jugadores sobre las tablas nuevamente, “Rebirth” y “Carry on” enganchado con “Nova era” marcaron la despedida de un combinado que continuará su gira por Sudámerica y Norteamérica, pero seguramente regresará pronto a nuestras tierras. Nuevamente Angra deja la Argentina tras un concierto compacto e inmaculado, al que apenas se le podría haber exigido un tiempo de descuento algo más prolongado.


COMPARTIR
Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
  
   COMENTARIOS
Cargando ...