Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Boom Boom Kid

Un otoño frío

Cronista: Jeremias Wald Acuña | Fotos: Daniel Prieto

17 de Junio, 2018

Un otoño frío

Boom Boom Kid presentó ante un Niceto cubierto su "Disco del Otoño". En apenas poco menos de dos horas se despachó con su acostumbrada lista kilométrica.

Domingo a la noche, Día del Padre, frío que cala los huesos. Una combinación que prácticamente obligaba a quedarse en casa, mirando alguna película o serie. Salir del confort era casi una tarea titánica. Pero Boom Boom Kid presentaba en Niceto su Disco del Otoño(2018), por lo que el esfuerzo, muy probablemente, iba a rendir sus frutos. 

Mientras sonaba “Otoño”, tercer movimiento de “Las cuatro estaciones” de Vivaldi, se abrió el telón para dejar al descubierto una batería iluminada con luces led. Segundos después apareció la banda y el inconfundible Nekro, con sus eternos dreads amarillos. Sin anuncios ni palabras de por medio sacudió con una descarga al público que se había animado a salir del calor y la comodidad del hogar. El cantante más eléctrico de la escena dio, una vez más, la demostración de versatilidad y empuje que suele ofrecer en sus presentaciones en vivo.

Siempre actual y consciente de lo que sucede en el país y en el mundo, Nekro recordó el mal momento que están atravesando actualmente los senegaleses y los migrantes en general en Argentina, con represión y violencia institucional. El artista, eterno adolescente, ofrece una amplia gama de interacciones: desde surfear sobre el público con su tabla hasta ceder el micrófono a los que suben al escenario.

En el “bloque Fun People” sonaron, entre otros, “FMS (Fuck Male Supremacy)”, de The Art(e) of Romance (1999) y “F.M.I. (Sufre Sudamérica)”, de Anesthesia (1995). En un mes en el que ambas canciones volvieron a tomar protagonismo luego de tantos años. La primera por la histórica media sanción de la legalización del aborto lograda por los colectivos de mujeres en Argentina. Y la segunda por la decisión del gobierno nacional de volver a las garras del FMI.

Antes de irse del escenario unos minutos llegó la siempre emocionante “Brick by brick”, de Okey Dokey (2001). La vuelta fue con la electrónica “A rienda suelta” de Libro absurdo (2012) que se cantó primero con Nekro con su tabla de surf por sobre las cabezas de los presentes y después con él mismo saltando entre la gente.

Cada presentación del “Kid” es diferente y tiene una cantidad de canciones bestial como para no repetir las listas, el público siempre agradecido de su versatilidad y su entrega. El frío del domingo no amedrentó a nadie, porque el calor que emana Boom Boom Kid en cada show siempre será superior. Valió la pena.

 

TODAS LAS FOTOS