Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Rock & Pop Festival

Blondie brilló en el regreso del Rock & Pop Festival

Cronista: Maii Kisz | Fotos: Anabella Reggiani - Alan Guex

17 de Noviembre, 2018

Blondie brilló en el regreso del Rock & Pop Festival

El grupo de Debbie Harry aportó el color de sus clásicos en el escenario del Club Ciudad, que también contó con Eruca Sativa y The Vamps, entre otros.

En su regreso luego de 33 años de su histórica primera edición, el Rock & Pop Festival contó con varias presencias y llamativas ausencias. Blondie, The Vamps, Eruca Sativa, The Magic Numbers, Octafonic y Todo Aparenta Normal formaron un Line Up que desde las tres y media de la tarde llenó de música el sábado 17 de noviembre. Las grandes ausencias se sintieron por parte de Azealia  Banks, quien canceló su show ese mismo día, y los guitarristas de The Vamps y Blondie: James McVey y Chris Stein, respectivamente. El evento, ideal para ir a pasar el día, contó con patio de comidas y radio en vivo que funcionaba tanto moderando y conduciendo los diversos espectáculos, como también transmitiendo el festival por la FM 95.9.

El momento más esperado de la noche fue el cierre a cargo de Blondie. La banda encabezada por Debbie Harry, que volvió al país después de 14 años, abrió el show con un éxito que trasciende las barreras temporales: “One Way”. La lista contó con diecisiete canciones que recorrieron todas las épocas. “Gravity”, “María” y “Dreaming”, fueron algunas de las representantes de los diversos momentos de la banda.

La puesta en escena incluyó un pañuelo verde enganchado del teclado y una camiseta argentina colgada de uno de los parlantes, con el número 10, la fecha y la inscripción: "♥Blondie". La ideología de la banda se hizo presente también en la ropa: la camisa de Debbie proclamaba “Stop fucking the planet”.

El recital coincidió con la marcha del orgullo LGBTIQ, por lo que las banderas multicolores y las caras con glitter aumentaban con el correr de las horas y le daban al evento un ambiente festivo. Y, sin haberlo planeado, combinaban con el pelo rosa de Debbie y su pollera de tul naranja, que se sacó a mitad del recital para quedarse con un pantalón negro.

Antes de Blondie, The Vamps animó al público presentando también una lista de diecisiete temas. Entre las canciones se asomaron una versión con partes en castellano de “Wake up” y un “Oh Cecilia” cantado por el frontman Bradley Simpson desde abajo del escenario mientras recibía el cariño de la gente. El público respondía ante cada gesto, palabras, dedicatorias o acercamientos, gritando o aceptando todo intercambio propuesto. Bradley le dio el toque lúdico al recital mostrando un cartel que decía "SKERE" y proponiendo que cada vez que lo de vuelta la gente haga el gesto correspondiente. Y así fue.

La luna se mantenía firme sobre el espacio out door desde temprano, pero la noche había llegado en medio del recital de Eruca Sativa. La banda argentina presentó 50 minutos de rock y posturas claras ante reclamos nacionales. No solo en la simbología del pañuelo verde, sino también cantando “Tarará” con la versión que vienen haciendo en vivo y modifica parte de su letra para informar: “Ya lo dijo un sabio respetado, Dios va de la mano con el patriarcado. Separen la iglesia del Estado, sepárenla ya y asunto terminado” y, en el mismo sentido, la bajista Brenda Mártin hizo referencia al proyecto de ley que pide 30% de mujeres sobre en los escenarios en festivales siempre que se presenten más de tres bandas. “Somos afortunadas porque pudimos tomar los escenarios, pero entendemos que es eso, una fortuna. Por eso, pedimos más mujeres músicas en los escenarios”, estas palabras resonaron en un festival que contó con un Line Up de 30 personas, de las cuales cinco fueron mujeres. Esto da como resultado un 16.6%.

Eruca tenía preparado un video para cada una de las canciones, de modo que el fondo era variado, mientras que el escenario, inmenso para tres personas, fue aprovechado por la banda para caminar, saltar, encontrarse y volverse a alejar. En los momentos de cercanía, se producían verdaderos diálogos entre los diversos instrumentos generando matices de tensión y relajación a lo largo de todo el show.

El Rock & Pop Festival contó con el clima a favor y el espacio resultó adecuado para pasar un día escuchando una gran selección de música nacional e internacional. Había espacio para hacer pogo y también sobraba lugar en el piso para sentarse a ver cada show. La vuelta de Blondie fue una gran elección y combinar la banda con Eruca Sativa y The Vamps fue una oportunidad única para que el público disfrute en un marco de respeto absoluto y recíproco.

TODAS LAS FOTOS