Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

El Mató a un Policía Motorizado

Los nuevos creadores del rock n roll

Cronista: Juani Lo Re | Fotos: Cynthia Ascani

08 de Diciembre, 2018

Los nuevos creadores del rock n roll

El Mató a un Policía Motorizado, la banda de indie por excelencia, brindó un show sin fisuras en el Estadio del Bicentenario de Tecnópolis.

El título de esta crónica podría sonar algo osado, pero no lo es tanto si tenemos en cuenta que El Mató a un Policía Motorizado, desde su sello independiente Laptra, dio luz a un faro del que se guiaron bandas como Atrás Hay Truenos, Las Ligas Menores, Bestia Bebé, Tobogán Andaluz y 107 Faunos.

Justamente a la banda de Santi Motorizado le tocó cerrar el año el sábado, en lo que fue el show más importante de su carrera en el Estadio del Bicentenario en Tecnópolis. Un lugar inusual, con una capacidad para unas tres mil personas, gradas, aire acondicionado y un escenario muy alto que permitió una buena visión del recital.

A las 21.30 horas salió a tocar el quinteto de La Plata entre una gigantesca humareda. “El magnetismo” hizo de soft-starter de un show que duró casi dos horas y media mientras el difuminado abría paso para “La Cobra”.

El repertorio, de exactamente 30 canciones, abarcó en su totalidad La Síntesis O’Konor (2017), casi todo La Dinastía Scorpio (2012) y varias canciones destacadas de sus EP‘s anteriores. El kraut-rock de “La síntesis O’Konor”, que tranquilamente podría ser la banda de sonido de un videojuego de aventuras, fue acompañada con luces rojas y azules que predominaron gran parte del recital.

El Mató no necesita de demasiadas palabras para componer canciones punzantes. Su austeridad de versos se compensa con guitarras distorsionadas de Pantro Puto y Niño Elefante, sumados al teclado digitalizado de Chatrán Chatrán. Claros ejemplos aparecen en “Terrorismo en la Copa del Mundo”, con Mora Sánchez Viamonte de 107 Faunos como invitada especial, y el noise-rock de “Sábado”.

El hit del ¿verano? ¿invierno? ¿primavera? En fin... los cánticos contra Mauricio Macri no se hicieron esperar y sonaron más fuerte que nunca. “¿Están cantando en contra de Macri? ¡Por favor, sigan!”, exclamó Santi con sorna. Teléfono para Rolo Sartorio, quien dos semanas atrás había frenado a su público que quiso arrancar la misma protesta en cancha de Vélez. No era su intención bardear, pero sucedió.

En el comienzo de los bises, una versión acelerada de “El Tesoro” cambió las luces rojas y azules por unas turquesas, dándole más calidez a una canción de disculpas. Con el bajo colgado como si fuese un rifle, Santi le disparó “Yoni B” y “Chica de oro” a un público ya exacerbado hace rato. “Ahora estoy / arriba de mi casa / con un rifle / haré mi proximo movimiento”, gritó el cantante, dando paso al próximo y último movimiento que fue “Prenderte fuego”, para abandonar el escenario definitivamente.

Dos horas y cuarto de intenso rock le sirvió a El Mató a un Policía Motorizado para mostrar por qué son los referentes indiscutidos del indie nacional.

TODAS LAS FOTOS