Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Andrea Alvarez

Las músicas al frente

Cronista: Maximiliano Novelli Frutos | Fotos: Gentileza prensa

08 de Diciembre, 2018

Las músicas al frente

Bajo el concepto “Nosotras y el Rock”, Andrea Álvarez, Mariana Bianchini y el trío Olympia compartieron fecha en la Sala Caras y Caretas.

La extensa carrera de Andrea Álvarez, en la que acompañó a una enorme cantidad de bandas y músicos durante más de tres décadas, como así también haber formado la primera banda integrada en su totalidad por mujeres a fines de los años 70 -Rouge- junto a la gran guitarrista María Gabriela Epumer, son las impresionantes credenciales de una artista comprometida, hoy más que nunca, con su música y con el papel que tienen las mujeres en el rock.

Álvarez reconoció que era una fecha muy importante para ella. No sólo se trataba de mostrar sus canciones y de repasar gran parte de su más reciente álbum, Y lo dejamos venir (2015), sino que el plan era traer al frente a las mujeres, quienes ahora son las protagonistas en un género que históricamente las relegó a un segundo plano. Una forma de interpelar a todas y a todos. Qué mejor manera de hacerlo, mediante la reunión de artistas pertenecientes a diferentes generaciones.

Olympia fue la banda que se encargó de la apertura. El trío conformado por Popy Maeve -guitarra y voz-, Meri Samur -batería y coros- y Flor Gerson -bajo y voz- desplegó una fuerza impresionante mediante un sonido crudo y potente. Así, mostraron dos canciones de su primer EP, OY! (2017), y repasaron casi todo su primer LP publicado en agosto pasado, Soltar, entre las que se destacaron la que da nombre a dicha placa, como también “Supermarket”, “El pacto” y “Hasta Marte”. Un increíble puño de rock en ocho temas.

Luego llegó el turno de la multifacética Mariana Bianchini, que desplegó una lista de nueve canciones, de las que la mayoría pertenecen a su más reciente trabajo editado este año, Matrioska, el cuarto como solista y sucesor de Indisciplina (2012). Un disco que, según sus propias declaraciones, representa a las varias mujeres que habitaron y que todavía habitan en ella, como aquellas otras que la rodearon a lo largo de su vida.  “La Sra. del kiosco”, “Dra. Ketamina” y “Hermana gemela” -todas de su reciente placa-, representan esta idea y también se destacó “La policía de la armonía”, una sátira a los tiempos que corren, para finalizar con “Ruta al infinito”, de su tercer registro.

Fue el momento en el que la baterista ideóloga de la fecha subió al escenario y tocó trece poderosas canciones en las que hizo foco en su último álbum -como se mencionó más arriba-, por ejemplo con “Te lo juro” y “Se pudre todo”, entre otras. También aprovechó para mostrar exponentes de sus registros anteriores, tales como “¿Dormís?” -del homónimo, publicado en 2006-, “Calladitos” y “Alter ego”, ambos editados en Doble A (2008), y “Te maté porque sí”, de su primer disco -titulado con su nombre y apellido-, que fue lanzado en 2001.

Los aplausos de las y los presentes se hicieron oír con fuerza, en una velada que tuvo a dos solistas y un grupo que, en resumidas cuentas, la rompen. Cada artista y la banda tienen su impronta muy marcada que quedó elevada a la enésima potencia en esta oportunidad. Por medio de su música cuentan sus historias, su cosmovisión, ponen en jaque estereotipos históricos y otorgan a la escena una riqueza muchísimo mayor. Así, muestran que hay lugar para muchas más en el rock, a caballo del empoderamiento, las deconstrucciones y un cambio profundo de paradigma que se extiende a todos los ámbitos de la sociedad hoy en día. Ya no hay vuelta atrás.


*Foto: Sol Miraglia

TODAS LAS FOTOS