Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

La Tabaré

Treinta años después, sigue siendo rocanrol

Cronista: Maximiliano Novelli Frutos | Fotos: Gentileza prensa

14 de Diciembre, 2018

Treinta años después, sigue siendo rocanrol

La Tabaré volvió a la Argentina, en el marco de su tour 30 años, y repasó casi toda su carrera en una noche a pura fiesta en Uniclub.

Si bien se formaron en 1985, tres años después la banda uruguaya visitó por primera vez este lado del Río de La Plata. Para conmemorar el trigésimo aniversario de aquella oportunidad, se presentaron en Uniclub, en una velada con toda la energía como la que siempre caracterizó al grupo uruguayo, en la emblemática zona del Abasto.

El soporte local fue El Conejo de la Luna, banda oriunda de Castelar, que lleva una trayectoria de más de veinte años en el under, en los que pasaron de grabar canciones en cassette a editar su segundo disco, Fracanroll “El pozo de la desidia” -de manera absolutamente autogestiva- en las plataformas digitales, en agosto pasado. Su vocalista, Raúl Egitto, agradeció al conjunto montevideano por la invitación y destacó que ellos mismos fueron una de sus grandes influencias, que resultaron en un sonido crudo, visceral, con letras marcadas por la crítica social y el existencialismo.

Luego de que la agrupación liderada por Tabaré Rivero interpretó “Estoy bien” y “Apología de los vagos” -editados en Cabarute (2008) y Que te recontra (1999), respectivamente-, el cantante agradeció: “qué lindo es encontrarnos otra vez, muchas gracias por estar”. Así introdujo “Rasga corazón”, de su último registro, Blues de los esclavos de ahora (2017).

Siguió la potente “Caos en R.O.U.”, de Yoganarquía (1997), seguida por otra más de su reciente LP, “Distopía en Blues”, con la potente voz de Lucía Ferreira que desplegó una fuerza blusera sorprendente.

El cariño de los y las presentes fue retribuido desde el escenario mediante un recorrido por otros exponentes tales como “Aquel cuplé”, de Que revienten los artistas (2014); “Rocanrol y después” -también editada en su placa de 2008-. Además, se destacaron otras canciones de su debut -Sigue siendo rocanrol (1986)- y de Chapa, Pintura, Lifting (2007), entre otras.

El público no ocultaba su felicidad en una noche que demandó al grupo charrúa condensar en apenas dos horas, treinta años de obra para el deleite de los/las fanáticas de este lado del charco. “Un homenaje que siempre hacemos, para aquel Luca (Prodan) que nos voló la cabeza a tantos”, fue la introducción que hizo Rivero cuando interpretaron “Crua Chan”, versión hecha en castellano de un clásico de Sumo.

Promediando el show sonaron dos bises, “Ojalá” y “Putrefashion”, con el clímax de la noche cuyo efecto hizo que la audiencia pida “una más y no jodemos más”, a un septeto muy agradecido por el afecto recibido para este único recital planificado en nuestra ciudad y que debían retirarse pronto para volver a su tierra. Pero la fuerza del público pudo más y su pedido fue concedido con la última de la fecha, “Excepto a veces”, editada en Rocanrol del arrabal, allá por 1989.

Después de tantos años y camino recorrido, demostraron que siguen teniendo una base de fans que además incorpora a nuevas generaciones, como reconoció el fundador del grupo al mencionar que veía “caras nuevas” en el recinto del Abasto. La energía y la alegría en su música están siempre presentes en sus conciertos. Con todo, tanto la potencia de sus shows como su vigencia se ven inquebrantables.

TODAS LAS FOTOS