Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Overkill

Overkill: Podrido desde la esencia

Cronista: Fernando Canales | Fotos: Candela Glikin

31 de Enero, 2019

Overkill: Podrido desde la esencia

Fuck you!

A casi diez años de su última visita (18 de marzo del 2010) lo primero que hace Overkill a través de su cantante Bobby "Blitz" Ellsworth, es mandar un mensaje en español para marcar la cancha:  “Hola amigos, hola cabrones, una sola regla, yo soy el jefe”. Mentalidad ganadora que mantuvieron desde principios de los ‘80 dándole sus frutos, por eso Overkill es tan importante para la historia de thrash metal como cualquiera de las bandas del género, llámese Metallica, Megadeth o Slayer. Además de que tienen actitud de sobra de probarlo. El arranque furioso con “Mean, Green, Killing Machine”, es una prueba fehaciente de las décadas de consistencia y perseverancia.

La risa macabra de Bobby irrumpe en el Teatro de Flores para el clásico “Rotten to the Core”, donde los problemas sonoros empiezan a llegar (para quedarse): las guitarras de Dave Linsk y Derek Tailer suenan muy altas, por momentos generan la famosa bola y hasta tapan al cantante que también tiene sus rounds aparte con el micrófono, que lo deja haciendo pantomima. A la energía contenida de D. D. Verni esto le importa tres carajos, y sigue pegándole al bajo con esa esencia punk que mamó en su juventud, mientras grita la línea de los coros ¡TO THE CORE!

Dos de sus composiciones más gancheras (“Hello From the Gutter” con el público adueñándose del estribillo, seguida de “In Union We Stand” con el sonido influenciado por Helloween y su mensaje de unidad), sirven de antesala a la tensa y falsa calma de la intro de “Coma”, que termina de erupcionar con ese acorde disonante tan característico, para desatar el mosh pit abajo.

Para “Wrecking Crew” el fastidio de Dave Linsk es evidente, cansado de pelear con su viola, llama a su guitar tech para encontrar soluciones, lo que deriva en un extenso parate con el nuevo baterista Jason Bittner (integrante desde el 2017) improvisando un solo. A pesar de los inconvenientes Overkill se dio el gusto de hacer debutar en vivo con su retorcida melodía, “Head of a Pin”, uno de los singles de su nueva placa The Wings of War que saldrá el 22 de febrero.

Para cerrar la calurosa noche Bobby larga un “Ahora viene el dolor” y la multitud sabe que está por llegar el gran clásico “Elimination”, en una versión más agresiva y rápido ¿se puede tocar ese tema más rápido aún? Con Overkill todo es posible. Después de la locura, y de la aclaración del gran frontman “Mi inglés no es muy bueno, pero mi lenguaje gestual sí lo es”, la presencia del cover de The SubHumans, “Fuck You” era una realidad, un tema dedicado a todos aquellos que odian la música punk. “No nos importa lo que digas, fuck you” gritaban los presentes-  mientras pegado sonaba “Sonic Reducer” de Dead Boys, otro del palo punkero para irse a casa con un sabor de boca distinto.

Overkill demostró que su vigencia y el mote de los  Motörhead del  thrash metal siguen intachables. Una lástima que el sonido haya arruinado este reencuentro muy ansiado por el mundo metalero.

TODAS LAS FOTOS