El Bondi
Revista Digital
 

Los amigos invencibles

Ante un Niceto Club colmado, Simón Poxyran y sus compañeros repasaron las canciones de su primer disco, Chupalapija, y adelantaron composiciones de su próximo material de estudio.
Slide0

Ocho meses atrás, todo era bardo para Perras On The Beach. Luego de su polémica participación en el festival de música emergente El Primer Color, en San Martín de los Andes, el subsecretario de Cultura local, Marcelo Gobbo, repudió los dichos del cantante Simón Poxyran (a.k.a. de Simón Saiegh), a quien acusó de hacer apología a la droga (había dicho: “Somos Perras On The Beach y nos gusta el porro”). En aquel entonces, se especuló con la posibilidad de que los mendocinos no pudieran participar de la edición 2017 del Cosquín Rock. Finalmente, el conjunto novel esquivó la zancadilla, desembarcó en Córdoba y comenzó una carrera ascendente que tuvo su punto cúlmine ayer, en el lado A de Niceto Club.

Irónicamente, Perras decidió iniciar su concierto con la proyección de un video de Gobbo, en el que menciona el incidente, y, posteriormente, con “La Playa”, una canción que habla, entre otras, de cómo pegó el faso, y que está en su primer y único disco, Chupalapija (2016). A continuación, “Municipálida” siguió con el discurso disruptivo (“Maldita municipalidad/Otra vez, no me dejan estar”) pero en clave trap. Finalizada, el cantante preguntó: “¿Dónde mierda está Santiago Maldonado?”.

Parece difícil explicar el fenómeno alrededor de Perras On the Beach, un proyecto que apenas tiene dos temporadas de vida. Mejor dicho, ¿cómo hacerlo? Mucho tiene que ver su carismático líder, el joven Simón. Con apenas 19 años, es es una de las caras más visibles y expuestas de una nueva generación de músicos cuyanos. Si los hermanos Di Cesare (Mariano y Juampi), en primera instancia, fueron la punta de lanza, la camada de Poxyran (que incluye al talentoso Luca Bocci, a los Usted Señalemelo, entre otros) viene a consolidar una identidad sonora muy propia, fresca y auténtica, que encontró en Buenos Aires un receptáculo ideal.    

Otra factor determinante es la forma en la que interpelan sus temas, que sin muchos rodeos hablan de cosas básicas y que en vivo obtienen su correlato en el público. Fue el caso de “Tus Pecas”, una canción de amor adolescente; “Australia”, que trata sobre dejar todo y partir; o “Mis Amigos”, de la que también estrenaron una segunda parte. “Es una saga, como Harry Potter”, confesó Simón.

La fecha, la primera del domingo (tuvieron que agregar otra por entradas agotadas), sirvió para presentar nuevas canciones, además de la ya citada, como “Tuca”, que circula en la web y que tuvo una gran recepción; “El Amor”, de la que participó el guitarrista Leandro Lopatín (Turf, Poncho); y hasta una que aún no tiene título, pero que fue definida como “el tema cogote de la noche” y que contó con Bocci en la viola.

A juzgar por la intensidad del público, “Ramona” y “Puchos” cobraron carácter de clásicos: cantadas de principio a fin, prometen a futuro ser los himnos de los mendocinos. Algo similar ocurrió con “Turco X”, aunque esta última funcionó como suerte de celebración, ya que subieron al escenario Louta y los ex integrantes de Perras, Juan Saiegh, Lucca Beguerie y Cocó Orozco, que actualmente son miembros de Usted Señalemelo. Lo llamativo, asimismo, pasó por la versión que hicieron de la “La Balsa” y por el bloque freestyle que encararon Poxyran y el bajista Bruno Beguerie Petric.

Luego de una refundación obligada, en la que se incorporaron Nacho Laspada en guitarra y Fabricio Foresto en batería, la banda consiguió una estabilidad necesaria para encarar un próximo disco de estudio y una serie de importantes presentaciones, como fue la Niceto y como será la del Festival BUE, en diciembre. 


 


COMPARTIR
Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
  
   COMENTARIOS
Cargando ...