El Bondi
Revista Digital
 

Tarja y otra demostración de amor argentino

En un Luna Park a medio llenar, Tarja Turunen volvió a dar un show en Argentina, donde vivió más de siete años y donde ha encontrado un recibimiento siempre cariñoso.
Slide0

Suena un piano, las luces totalmente apagadas. El escenario está vacío unos segundos, mientras se escucha ese teclado que premoniza que algo está por suceder. Suben seis músicos vestidos del negro reglamentario para un concierto de metal, toman sus instrumentos y comienzan a tocar. La primera explosión de la noche llega cuando aparece Tarja Turunen en el escenario, también de negro, claro, y empieza a demostrar sus aptitudes vocales con “Demons in you” de The Shadow Self (2016), su último disco editado.

La noche había comenzado con Amaranthe (provenientes de Suecia) que además de guitarrista, bajista y baterista cuenta con tres cantantes (dos voces “limpias” y una gutural). Los siguieron los neerlandeses de Delain con su metal sinfónico. Lo curioso, o no tanto ya a esta altura, es que las vocalistas principales de las tres bandas de la noche eran mujeres. Toda una declaración de poder femenino.

Puntualmente a las 22 subió al escenario Tarja para reafirmar su amor por Argentina y su público, contando, en diversas ocasiones lo mucho que extrañaba tocar en este país. En el segundo tema de la noche, “500 letters” de Colours in the dark (2013), pudo verse detrás de la banda el video oficial filmado en el Tigre.

Como a lo largo de su carrera solista, la velada no fue exclusivamente de metal sinfónico, sino que se mezcló con algunos sonidos hasta cercanos al pop, algo que para los puristas del estilo puede ser negativo pero que resalta la amplitud de criterio de la finlandesa. El primer cover de la noche fue una versión de “Supremacy” de Muse y al terminar, Tarja dijo entre risas lo mucho que le gustaba la banda y lo difícil que era cantar un tema suyo. 

La lista continuó con temas que tanto ella como su público conocen bien: una interesante seguidilla de Nightwish, la famosa banda con la que llegó a sus primeros éxitos comerciales y de la que fue expulsada en el 2005, con bastante polémica por medio. Recordó, también, que precisamente ese sábado 25 ella cumplía 20 años en la música. “Sí, una vieja de mierda”, se rio.

El ya clásico set acústico bajó los decibeles pero permitió, a la vez, que Tarja siguiera enamorando a su público mientras se floreaba con su voz. Pero la sorpresa de la noche fue cuando quedó sola frente al piano. Aclaró que hacía mucho no lo tocaba y que quería mostrar una canción en público por primera vez ya que era algo especial y sentía que había vuelto a “casa”. Invitó a Charlotte Wessels, de Delain, y a Elize Ryd, de Amaranthe, al escenario para cantar “Together”, que formará parte de su nuevo disco navideño, From spirits and ghosts.  

Luego llegó el turno de los bises y de la presentación de la banda, con guitarrista argentino incluido, para lo que Tarja decidió cambiar el negro reglamentario por un vestido blanquísimo. El final fue a puro salto con “Die alive” y “Until my last breath” para el descontrol tanto del público, haciendo los clásicos cuernitos metaleros, como el grupo sobre el escenario, revoleando sus largas cabelleras.

Así pasó un nuevo concierto de Tarja Turunen en Argentina: otra noche en la que la finlandesa demostró su amplitud vocal, su cariño y agradecimiento por un público que siempre se le mostró recíproco y respetuoso.


COMPARTIR
Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
  
   COMENTARIOS
Cargando ...