El Bondi
Revista Digital
 

"El rock argentino ha sido importante en nuestra vida y educaci贸n"

Directo de Lima, la banda debuta en nuestro país para demostrar por qué es una las promesas más importantes del rock peruano.

Slide0

Nicolás Duarte y Capi Baigorria son dos de las tres cabezas que le dan funcionamiento a Cuchillazo, la banda oriunda de Lima, Perú. Nunca salieron de su país y llenos de energía, vienen de visita a la Argentina. Primero en Córdoba, luego en Buenos Aires, desembarcan con la idea de dejar su marca por estos pagos. Un cuchillazo rockero directo a la cabeza.

-¿Cómo nació Cuchillazo?

Nicolás Duarte: -Somos muy amigos desde hace mucho tiempo. Posiblemente, el lazo más fuerte que nos une sea la música. Empezamos el proyecto sin saber que sería una banda. Yo tenía unas ideas que quería grabar en un demo, y Capi se ofreció a ayudarme con las baterías. Lo hicimos, sin ninguna pretensión profesional. Quedaron las melodías y las letras pero la música fue más bien un jamming que se grabó así, de manera casera. Luego, Rafael (Otero) montó los bajos y al final del día teníamos un material que nos gustó mucho, por el momento que captaba, por la sinceridad y, a su vez, por la torpeza de la grabación.


-Recaer (2015), su último trabajo, significó el regreso al estudio luego de siete años.
Capi Baigorria: -Además, trae consigo una manera de trabajar diferente, como ha sido en cada disco de Cuchillazo. Recoge temas que se quedaron en el tintero desde el 2003 y canciones nuevas, que se construyeron desde improvisaciones. Por eso remite a nuestros inicios y a nuevos experimentos, que incluyen influencias que hemos recibido gracias a otros proyectos musicales paralelos.

-El grupo tiene un sonido salvaje, que coquetea con el new metal, hard rock, e inclusive con el alternativo.
ND: -En realidad, no creo que hayamos sido constantes con ningún estilo concreto. Por más que en los discos quede fotografiada una manera de interpretar y sonar, no estamos atados a eso. Lo único permanente es el formato y la fuerza. O sea, podríamos decir que somos un power trio. Después de Tecnofuria (2006) encontramos nuestro sonido: fuerte, crudo, con inclinaciones claras a ciertos estilos que además se acentuaban con el tipo de composición y un discurso. Pero en el último disco hemos usado ese sonido para navegar nuevamente por el hard rock, el funk, incluso hemos llegado a las orillas del reggae.


-Más allá del parate que se tomaron, la banda está por cumplir 15 años, ¿cómo resumen la carrera del grupo?
CB:-Es una banda que tiene vida propia, que va más allá de nosotros tres como personas, que nació sin que nos diéramos cuenta y que se alimentó sola. Creció a pesar de nosotros.

-Han tocado con bandas de la talla de A.N.I.M.A.L., The Hives, Sepultura, y hasta con sus canciones han sido la cortina en algunos programas de televisión, ¿qué les queda por hacer?

ND: -Mucho. Siento que después de 15 años estamos recién empezando. Hay bastante por grabar, sitios donde tocar. También tenemos una deuda grande con lo audiovisual, al igual que muchas bandas peruanas de la misma generación, nos hemos abocado más a los discos y no pensamos tanto en los videos. Pero el pendiente más urgente, creo, es viajar. Salir de esa zona de confort del circuito peruano, en el cual estamos ya muy bien colocados. Esta es la primera vez que salimos del Perú y lo que ya está viviendo la banda, incluso antes de tocar en Cosquín, es muy bonito y enriquecedor. Algo que siento se va a ver reflejado en nuestros próximos trabajos.

-Hablando de eso, ¿cómo se dio la oportunidad de tocar en Córdoba?
CB: -Hay que aclarar, el Cosquín Rock es ya un ícono en Latinoamérica. José Palazzo (productor del evento) visitó Lima en diciembre, en busca de bandas y nos encontró. Para nosotros, salir por primera vez, y que sea para tocar en el Cosquín, es un gran honor. El rock argentino ha sido muy importante en nuestra vida y en nuestra educación.

-¿Qué diferencias habrá entre la fecha del Cosquín y la de Niceto Club?
ND: -El tiempo, principalmente. En Cosquín tenemos lo justo para mostrar un poco de todo lo que hacemos. En Niceto, el setlist va a ser más largo y completo. La expectativa es la misma. En ambos casos estamos tocando por primera vez. Sabemos que Cosquín es un monstruo. Y que Niceto es una leyenda.

-¿Cómo sigue el 2017 para Cuchillazo?
ND: -Cuando regresemos a Lima, comenzaremos la producción del video de "Baile De Los Muertos" y los ensayos de temas nuevos, para un próximo disco. Tenemos un año bastante lleno de conciertos y festivales importantes que se van a dar en Lima. En septiembre viajaremos a Colombia, para tocar en el Disonarte. Este año, además, se llevará a cabo el Cosquín Rock Perú, el cual esperamos con ansias.

-Sobre lo nuevo, ¿se puede adelantar algo?
CB: -En realidad, este año nos gustaría retomar la fase creativa, que es lo que mantiene viva a una banda. Tal vez hagamos con nuestro primer disco, que está cumpliendo 15 años, que suena muy diferente a como lo estamos tocando actualmente. Veremos cómo se dan las cosas. De cualquier forma, la banda está en su mejor momento y va a seguir pariendo por mucho tiempo más.

 


 
COMPARTIR
Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
  
   COMENTARIOS
Cargando ...