El Bondi
Revista Digital
 

Weikath: "Después de The Dark Ride casi me voy de Helloween"

Las calabazas unidas jamás serán vencidas.

Slide0

Algo está pasando en las calles, es Halloween ”. Así dice la canción y es verdad, algo realmente está pasando. La noticia que los fanáticos esperaron por 20 años finalmente se hizo realidad: los miembros originales de Helloween vuelven a juntarse bajo el lema “Pumpkins United” (las calabazas unidas) para hacer un tour mundial.

El proyecto hace un tiempo parecía imposible por varios motivos, después de que Kai Hansen cansado de sus conflictos con la banda, de la discográfica -Noise International- y de la giras, dejara el grupo en 1989; y de que el vocalista Michael Kiske fuera expulsado en 1993. Sin embargo, la idea comenzó a tomar forma en 2008 cuando Gamma Ray hizo de soporte de Helloween en lo que serían los Hellish Tours part I y part II, y donde Hansen terminó sumándose a los bises para revivir algunos clásicos de la H alemana junto a sus excompañeros. Después de esos encuentros, los actuales miembros de Helloween empezaron a correr la voz en algunas entrevistas de que estaban abiertos a una especie de reunión, lo que ayudó a insertar la idea en las cabezas de Hansen y Kiske.

Tras el abandono forzado de Michael Kiske al lanzar el disco Chameleon (1993), él mismo declaró años después que no quería volver a hacer Heavy Metal. “No cantaré más metal, temas como ‘One vision’ de Queen son mi límite”, fueron sus palabras.  Pero Tobias Sammet, la mente y cerebro de Edguy vino al rescate, ya que decidió invitar a Kiske a grabar unos temas en su proyecto Avantasia; él mismo aceptó e intentó pasar desapercibido ocultando su nombre en los créditos bajo el seudónimo de “Ernie”. Pero no le sirvió de mucho ya que rápidamente todo el mundo identificó su tono de voz.

En 2009 se dio otro paso más para que Kiske volviera a sus raíces musicales al juntar fuerzas de nuevo con Kai Hansen en Unisonic, un grupo con un sonido orientado al hard rock y al power metal. Hablando en un concierto en España en 2014 Hansen le dijo: "Michael, si no hacemos nada otra vez bajo el nombre de Helloween,  somos unos idiotas". "¿Sabes qué, Kai? Estoy abierto", dijo el cantante.

Pero faltaba lo más difícil. Desde su partida de Helloween las cosas entre Kiske y el guitarrista Michael Weikath estaban muy mal, de hecho no se dirigieron la palabra en 20 años. Hasta que en 2013 en el Sweden Rock Festival se cruzaron y Weikath directamente le preguntó: “¿Qué es lo que hice que no podés perdonarme?”. Y ahí el vocalista se dio cuenta de que de alguna forma, lo había perdonado sin haberlo notado. La fiesta del Halloween infernal había comenzado. Para confirmar y sellar la celebración, el grupo sacó un single llamado “Pumpkins United” con los tres cantantes (Deris, Kiske, Hansen) al mando. Algo histórico ya que ahora Helloween cuenta con siete músicos en escena.

Así es como Michael Weikath nos atiende para detallarnos el génesis detrás de este regreso con su humor germano como marca indeleble.  “Si estás hablando conmigo, nunca me preguntes ‘¿cómo estoy‘... casi seguramente te diga que bien (risa), pero estoy contento de que estos países en los que estamos (Costa Rica) hay un buen clima, y es parecido al lugar donde vivo en Tenerife”. El guitarrista, único miembro estable junto al bajista Markus Grosskopf, le pone la cara a todo, aún, a los que acusan a Helloween de hacer playback.

-Aquel tour entre Gamma Ray y Helloween en 2008 fue la chispa que encendió esta reunión,  pero, ¿cómo se tomó la decisión final?

-La decisión final siempre estuvo ahí, el management ya lo tenía planeado pero dependía todo de Michael Kiske, ya que nosotros no habíamos hablado después de que le dijéramos que se fuera de la banda tras lanzar el disco Chameleon. No había realmente ni una palabra entre él y yo. Por eso teníamos que encontrarnos y hablar. Y cuando lo finalmente lo hicimos nos entendimos a la perfección, la situación fue como mágica, muy positiva, él quería saber si yo seguía siendo un idiota o no. Y por suerte no hubo nada malo en el diálogo. Los dos fuimos abiertos y él quería sacar toda la negatividad de su pecho. Tuvimos que encontrar la situación, a veces pensaba en llamarlo y pero decía “quizás no está de buen humor”, pero después volvía a pensar “ que esté de buen humor no quiere decir que quiera recibir mi llamada”. Así que fue el típico caso de procrastinación, somos muy buenos en eso. (risas)

 -¿Por qué el guitarrista Roland Grapow (1989-2001) no está en esta reunión? Se habló de que él dijo que no, pero después puso en su Facebook que no le habían preguntado...

-Sí, es porque él no estaba en la banda y Kai Hansen sólo quería hacer la reunión con la gente que sí estaba en ese momento. Era su pensamiento, es por eso que el management se movió de esa forma, no estuvo ni siquiera en consideración.

 -¿Cómo es la relación en el escenario entre Michael Kiske y Andi Deris?

-Ellos ya se conocen de antes en la vida real, y parecen inseparables por la cantidad de tiempo que pasaron juntos en Tenerife (NdR ellos se juntaron en la isla para discutir las partes vocales). Tienen un gran entendimiento porque para el bien de todo este proyecto uno tiene que dar algo especial, y yo siento que Michael siempre busco alguien con quien relacionarse, y ¿con quién podés llevarte mejor ,si no es tu enemigo, que con la persona que te reemplazó en Helloween en las últimas dos décadas? Ellos no tienen porque preocuparse de nada y por suerte trabajan como amigos.

-Keeper of the Seven Keys: Part I (1987) Keeper of the Seven Keys: Part II (1988) están cumpliendo 30 años. ¿Por qué pensás que tuvieron tanto impacto en el mundo del metal?

-Es probablemente por la buena mezcla de melodías y demás cosas, y por el approach  particular que otros grupos no hacían, porque se apegaban a las reglas de cómo hacer heavy metal. Y nosotros las rompimos. Todavía recuerdo a varios fans diciendo que nosotros traicionamos el metal, parecía que estábamos haciendo algo mal por alejarnos de cómo la gente lo hacía hasta el momento. Era lo que sentíamos, y lo que queríamos hacer durante décadas, siempre pensamos en hacer algo así.

 -¿Mientras hacían los discos eran conscientes de que estaban creado un nuevo estilo de música (power metal)?

-No nos importaban  los géneros, o lo que sea, solo queríamos crear algo  que sea interesante y a lo que la gente se haga adicta, ese era el plan y el concepto de todo esto. 

-En los últimos años la música de Helloween se volvió más oscura, ¿por qué tomaron ese camino?

-Fue porque éramos personas que queríamos ir en esa dirección y porque  algunos elementos del management nos dijeron que tratemos de madurar y ser más adultos. Y los dejamos hablar porque algunas personas no les gusta ser alegres o ser un entretenedor. Porque ellos sólo quieren hacer música con sus estructuras, y decir “Acá está el disco estamos muy orgulloso, ahora decinos que a vos también te gusta”. Pero para mí siempre fue más que sólo hacer “material oscuro” , personalmente no soy muy  de seguir ese camino musical, no es lo que es Helloween significa, y es por eso que después de “The Dark Ride” (2008), ofrecí a irme de la banda. Me dijeron “No, no podés irte”; “Okey, bueno entonces entonces hay cosas que hay que cambiar, dos personas tienen que irse... (NdR Roland Grapow y Uli Kusch dejaron Helloween).

 -¿Alguna vez te arrepentiste de sacar un disco como Chameleon?

-No, para nada, hay mucha gente dice que ese disco es grandioso después de escucharlo mucho tiempo después y dice “¿Qué estaba pensando cuando dije que era aburrido y horrible?” Pero todavía pienso que el disco pudiese haber sido mejor. En esa época había mucha presión y hicimos lo que pudimos. Costó mucho tiempo,  intentamos muchas cosas, Ingo (Schwichtenberg, baterista) se estaba sintiendo mal y no podía grabar, simplemente se desmayaba. Fue como un  periodo muy frustrante, no era tan fácil como parece. No podíamos esperar más, por eso, es lo que es.

 -Esta es una pregunta difícil conociendo la profesionalidad con la que Helloween se movió dentro de toda su carrera, pero después de su primer show de la gira, en la redes sociales algunos fans acusaron a Kiske de hacer playback, ¿qué podés decirnos sobre eso?

-No fue el caso, porque ambos cantantes llegaron con un gran resfriado y hasta pensamos en cancelar todo. Pero era un comienzo de mierda, para ponerlo en las palabras correctas. Y eso no era bueno para el negocio. Entonces reflexionamos mucho, y como teníamos grabaciones del momento en que estábamos ensayando, decidimos usarlas como apoyo de las voces para que haya un mix con la voz original.  Y parece que hubo algunos momentos en los que no estaba cantando al mismo tiempo, pero la pusimos sólo por si acaso de que algo saliera muy, muy mal, y porque no queríamos cancelar shows. Era una situación de emergencia, y no es que no esté pidiendo perdón por eso, yo sólo pienso en lo que Rod Smallwood (histórico manager de Iron Maiden) te hubiera dicho: “¿Qué carajo querés saber? Hablás como si supiera manejar el negocio, !Andate de acá!”. Yo sólo traté de  decírtelo en términos más suaves (risas). Queríamos que todo siga andando, Andi y Michael estaban muy frikeados e inseguros y dijimos, “bueno, canten lo mejor que puedan y si pasa algo, tienen el backup.”

-¿Cómo están ahora pueden seguir con el tour?

-Están tirados, no están en la pileta, y no están pasando un buen momento. En un rato vamos a ir a la prueba de sonido y veremos cómo salen las cosas. Siento que la reacción de los fans es significativa ya que se dijeron muchas cosas de lo que pueda pasar o no. Esperemos que ellos puedan afrontarlo y veremos hasta cuando. Vamos a empezar los shows , y veremos qué pasa, quizás es necesario cantar más bajo, o quizás sale todo perfecto, pero vamos a tocar en vez en de cancelar un show acá, y después cancelar otro show allá. Sería un tour de mierda y todo el mundo estaría paranoico y decepcionado, y no queremos llegar a eso. Por eso lo hacemos de este modo,  si no es que a alguien le molesta...

 -Hay rumores de que el grupo está preparando un DVD de la gira, ¿es así?

-No lo sé, estamos grabando cosas en algunos lugares, quizás haya algún tipo de DVD.  Esperemos que todo salga como tiene que salir en los próximos shows, quiero agradecer a los fans por todo, tenemos muchas ganas de tocar en Buenos Aires y que todo se arregle… por fin (dice Michael en español).

 


 
COMPARTIR
Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
  
   COMENTARIOS
Cargando ...