El Bondi
Revista Digital
 

"Es fácil escribir cuando uno tiene claro lo que vive"

Luego de festejar sus 20 años de vida a lo largo del 2016, la banda oriunda de Mataderos vuelve a cerrar el año con un show en el Teatro Vorterix, y su cantante Juanjo Spinedi anticipa las expectativas del grupo.

Slide0

Ya pasaron 21 años, 6 discos de estudio, y Maldita Suerte sigue transitando el under del rock nacional con más firmeza que nunca. El 2016 los encontró en el cenit de su carrera, celebrando sus 2 décadas de trayectoria; no conformes, y fieles a su esencia, decidieron subir las apuestas en 2017 con la edición virtual de 20 años, un CD y DVD grabados en vivo, justamente en el concierto que cerró los festejos en Teatro Vorterix. Faltando apenas unas horas para volver a concluir el año en el reducto de Colegiales, Juanjo Spinedi (voz) hizo retrospectiva pero también se animó a seguir soñando de cara al futuro.

-¿Cuáles son las expectativas para el recital en Vorterix?
-Estamos muy ansiosos, muy adrenalínicos y contentos. Tenemos una gran lista, con muchas canciones que no veníamos tocando. Vamos a presentarnos en un excelente lugar, con muchos amigos. Así que no sólo artísticamente estamos muy entusiasmados, sino que vamos a darnos muchos gustos musicales.

-¿Qué se puede ver plasmado en el registro en vivo 20 años (2017)?
-La verdad es que no teníamos pensado grabar el show en Vorterix en 2016, porque te obliga a prestar menos atención a otros aspectos. Pero al final decidimos hacerlo, grabar un CD y un DVD, y que salga lo que salga, sin pasar todo el recital preocupados por eso. Fue totalmente genuino, auténtico, y cuando lo escuchamos nos encantó. Sacar un séptimo disco para una banda under es alucinante.

-Siempre le prestan mucha atención al packaging, pero con 20 años fueron por otro lado…
-Este álbum en vivo fue el único que sacamos de manera virtual, sin comercializarlo. A modo de agradecimiento a la gente que nos acompaña, nos pareció copado no vender algo que era puro sentimiento. Si bien somos de la vieja escuela, estamos transitando esta etapa de la primacía de las redes sociales, así que una de las posibilidades es hacer también el próximo material virtualmente.

-El año pasado celebraron sus 20 años de trayectoria, ¿en qué aspectos considerás que evolucionó el conjunto en este tiempo?
-Después de 21 años tocando, siempre decimos lo mismo: somos una banda under que va aprendiendo concierto a concierto. Tenemos la suerte de nutrirnos de muchos grupos que queremos y tomamos como referentes. Hay un cambio muy grande desde la primera placa hasta la última, pero creo que es algo lógico, porque al principio apenas sabíamos tocar unos acordes, y hoy aprendimos un poco más. Lo cual nos da una soltura distinta, porque ahora un escenario o un estudio de grabación no nos sobrepasan de nervios, a esta altura sabemos lo que queremos y lo disfrutamos. 

-¿Cómo describirías la actualidad de Maldita Suerte?
-Estamos en un buen momento, donde todo sale fluido, nada forzado, hoy por hoy es puro disfrute y creo que esto es consecuencia de los años transitando el under: lo que hacemos, lo hacemos porque nos gusta, siempre siendo puro corazón, no somos músicos de conservatorio. Escribimos con la experiencia personal de cada uno, ya sabemos lo que queremos transmitir. Por ejemplo, en el último trabajo de estudio, Corazonalmente (2016), pudimos plasmar esa dualidad entre corazón y mente. La música es nuestro corazón y a veces hay que usar la mente para saber dividirla de la familia, de nuestros hijos. Es fácil escribir cuando uno tiene claro lo que vive.

-¿Qué desafíos vislumbrás en el horizonte?
-Siempre seguimos soñando, es esa llamita que tiene que permanecer encendida para entender que la música es llegar cada vez a más personas, que escuchen tu mensaje y tu expresión. Los objetivos son siempre llevar las canciones a diferentes partes del país. Tenemos la suerte haber girado mucho en estos 21 años. Intentar abrir un poco la historia a otros países es una buena idea. Pero el principal desafío es mantenernos unidos, y seguir creyendo en la música y en la amistad entre nosotros. Creo que esa es la virtud que tenemos, que nunca perdimos la amistad y nunca dejamos de tocar. Me pone muy feliz saber que contra viento y marea jamás dejamos de soñar. 

-Han tenido colaboraciones de eminencias del género como “Chizzo” Nápoli, de La Renga, o Claudio Marciello, violero de Almafuerte. ¿Qué significa esto para ustedes?
-Son referentes del rock argentino, en los que todo el mundo se apoya. Yo considero que ellos son el rock, como lo fue Pappo ,porque te dejan muchísimo musicalmente, pero también bancan la movida. Son músicos consagrados, convocantes, con mucha llegada, y siempre están ayudando con algún proyecto de alguien más. Yo estoy profundamente agradecido, nos dimos muchísimos gustos, como haber grabado con el “Tano” Marciello o Chizzo, que haya venido Pappo, el “Piti” Fernández, cantante de Las Pastillas Del Abuelo, Ale Kurz, líder de El Bordo… Hay una infinidad de artistas que nosotros admiramos y queremos, y con los que crecimos juntos, porque algunos arrancaron igual que nosotros. A veces todo eso nos hace mirar para atrás y ver que hemos recorrido un largo camino, y hoy creo que en cierta manera estamos siendo retribuidos, porque nos sentimos queridos.

*Sábado 28 en el Teatro Vorterix, Federico Lacroze 3455. A las 19.


 
COMPARTIR
Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
  
   COMENTARIOS
Cargando ...