El Bondi
Revista Digital
 

Joaco Carambula: "Ahora vivo sin prejuicios"

Luego de su paso por Detonantes, el guitarrista debuta como solista y lanza Para ella, un disco necesario y realizado a pulmón. 

Slide0

Las influencias van y vienen en la vida de Joaco Carambula. Y si bien siempre se vuelve al primer amor (Jagger-Richards, Lennon-McCartney), hoy, con 27 años, el novel músico prioriza en su carrera un pulso más intimista, más próximo al folk. Está lejos de la distorsión y la estridencia que se le conoció en Detonantes, su primera banda, con la que se formó, dio sus primeros pasos en la escena y se hizo de un nombre, más allá de la dinastía que integra. Y esto se nota en su álbum debut como solista, Para Ella (2018), en el que se expone y arriesga premisas austeras y sinceras, como en “Re loco”, donde canta y sintetiza: “Después de todo la vida es muy simple, no queda nada más que ser libre”. Para el guitarrista, que no reniega del paso del tiempo y lo asimila, “era un disco necesario”.  

-¿Por dónde transcurren hoy tus prioridades como artista?

-Desde que me hice solista, mi prioridad es pasarla bien, por sobre todo. Que las cosas salgan con naturalidad, con buena onda, pero sin caer en lo hippie absurdo. Sin forzar las situaciones. Por lo menos, es lo que mantengo en lo que va de este corto período, que lleva menos un año. Intentaré respetar los tiempos de las cosas, disfrutar de todo: cada nota, detalle y minuto de la vida que me toca vivir.

-Luego de estar al frente de una banda, ¿sentiste algún tipo de presión extra al encarar este proyecto?

-No, al contrario. Estoy mucho más relajado, vivo sin prejuicios, sobrecargas ni exigencias, que tal vez eran un tanto absurdas. Eso hace que deje de pensar en un montón de otras cosas que no tenían sentido, para poder ser un poco más real, cada vez más humano y así conectar mucho más con las canciones. Fluye mucho más. Todo sale más parejo y armonioso, sin presiones de ningún tipo.

-¿Cuánto tiene que ver este cambio con el estilo que estás haciendo?

-En algún punto esto arrancó con eso, empecé a hacer canciones con la guitarra acústica y me di cuenta que estaba sucediendo algo. Va de la mano, sí.

-Inclusive, el primer corte, “Para ella”, es una buena introducción a esta nueva etapa.  

-De hecho, lo elegí porque sentí que esa canción resumía bastante el estilo del disco. Se revela la identidad, este carácter intimista, acústico, folk, o nacional, desde el punto de vista de la estrofa y el estribo.



-¿Te costó desenchufarte?

-Sí y no. Me encanta la guitarra eléctrica, pero igual el disco lo hice con la acústica, porque era lo que realmente sentí en ese momento.

-A poco de haber sacado el Para ella, publicaste en Facebook que se trataba de tu trabajo más sincero hasta el momento. ¿Cómo llegaste a esa conclusión?

-Porque no pensé ninguno de los renglones que escribí. Son canciones que surgieron de una manera urgente, pero sin perder la tranquilidad, porque es un estilo que requiere cierto grado de serenidad. Son canciones sinceras y las grabé sin tener prejuicios e ideas. En ese momento de mi vida, fue lo mejor que pude haber hecho: un disco a pulmón y con pelotas.

-Publicado el disco, ¿cómo quedaste anímicamente?

-Hay veces en que todo está buenísimo, pero hay días en los que no, por inseguridades propias. Momentos en los que me parece que podría dar más. Me encantan los temas y los defiendo a muerte, porque son canciones muy leales conmigo. Pero hay días en los que estoy cruzado y tengo sensaciones varias. Es más, terminado el proceso de grabación, me encontré con momentos de decir “esto lo tiro a la mierda”.

*Jueves 28 de junio en Lucille, Gorriti 5520. A las 21.
 
COMPARTIR
Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
  
   COMENTARIOS
Cargando ...