El Bondi
Revista Digital
 

Peta D‘Agostino: "Necesitaba focalizarme en mi proyecto"

El hombre detrás de Ex-Colorado analiza el sonido de su reciente creación.

Slide0

José Peta D´Agostino convida una sonrisa ante cada respuesta. Éso y un mate. El gesto se repite a lo largo de la entrevista con Revista El Bondi. Sentado frente al grabador que reposa sobre una mesa, habla sin demasiada estridencia (pero con sinceridad) sobre "La fiesta de los que alardean", versión que acaba de estrenar y que da por iniciada oficialmente una nueva etapa para su proyecto, Ex-Colorado. “Es más orgánico”, sintetiza el músico, aunque también observa que se percibe el aporte del resto de sus compañeros, Iván Calcagno (batería), Emanuel del Rio (bajo) y Nicolás Bodini (guitarra).

El dato no es menor, ya que desde su creación, en 2016, por el grupo desfilaron varios nombres, muchos relacionados con el pasado de Peta, conocido en la escena independiente por integrar diversos conjuntos, como Go-Neko!, con el cual grabó dos discos y un EP. “Es una vuelta de tuerca, pero cimentada en lo que vengo haciendo. Es más real, un buen muestrario de lo que está ocurriendo en vivo”, advierte y anticipa que ya piensa en el sucesor de Siete Mares (2017), su LP debut. “Lo sacaré el año que viene. Queremos trabajarlo bien”.

Con ésa misma claridad, también se expresa en relación al motivo que lo llevó a encarar su carrera como solista. “Sentí la necesidad de tener mi propio proyecto, focalizarme en esto”, apunta. Lejos de renegar del pasado, y de sus muchas colaboraciones (Srta. Trueno Negro, Koyi, La Suma de Todos los Tiempos) indica: “Fueron súper interesantes, ya que sacamos discos buenísimos”.

Actualmente, su atención sólo está puesta en Ex-Colorado, esta suerte de alter ego que forjó con los años. Si bien hoy la dinámica entre Peta y sus compañeros está aceitada, la premisa inicial era otra. Más solitaria. De introspección y prueba. “Al principio, grabé todo yo”, reconoce el músico, que además comanda Moloko Estudio, la sala que alberga en su casa, donde se permitió experimentar con los instrumentos y jugar con las pistas. Pero los temas necesitaban algo más. Pares que asimilaran la obra, que le dieran su impronta. “Hoy estamos acá gracias a ellos. Me dieron un nuevo empuje”.

-¿Te costó asimilar la posición de líder?

-Sí, porque no estaba acostumbrado. Era más bien algo compartido, una comunión, donde todos teníamos el mismo poder de decisión, que me parece que está bueno. Sin embargo, debía tomar esta postura, una determinada forma de llevarla.  

Anclado en el krautrock y en el dream pop, Siete Mares es un preciso muestrario del acervo musical de Peta. “Me sorprendió lo que salió, está bueno. Igual, es algo nuevo, que va creciendo”, considera y cuenta que la mayoría del disco no estaba pensado con letras, que surgieron solas, por una pulsión. Pese a la variedad en cuanto a los géneros, la instrumentación es el factor común entre los tracks. Podrán ser instrumentales o más cancioneros, pero interactuan entre sí.

Además de tocar, Peta es reconocido por su trabajo en el estudio de grabación: registró, entre otros, los discos debuts de Bestia Bebé y Las Ligas Menores, y el segundo de los 107 Faunos, Creo que te amo (2010). Más recientemente, masterizó el trabajo de Las Jóvenes Idealistas. Basado en el entendimiento y la confianza, su método de laburo no desafina con su personalidad. “Trato de respetar a la banda, la escucho, para saber cuál es la propuesta”, confiere y sostiene: “Tiene que haber una coherencia entre los dos. A partir de eso, trato de que sea todo lo más relajado posible. Acompaño”.

Las circunstancias hicieron que D´Agostino se cruce en el camino de muchos artistas que hacían sus primeras armas. “Capaz tenían ideas muy buenas, pero no podían ponerlas en práctica. Algo lógico, que les pasa a todos”, asegura y plantea que en ese caso uno no puede ni debe entorpecer los procesos madurativos y de formación, aunque es necesario ordenar las cosas, para que el resultado final sea el esperado. Cuando ocurre, "es fundamental que las partes hablen un idioma similar”.

-Hablando de discos iniciáticos, se cumplen 10 años de Una especie de mutante, el debut de Go-Neko! y el primero que grabaste como músico profesional. ¿Qué recuerdos tenés sobre el trabajo?

-Los mejores. Éramos todos más chicos, con otra actitud. Había bastante efervescencia. Hace poco lo escuché, y me encantó. Es atemporal. Un momento, un pantallazo muy particular de lo que estaba pasando. Más allá de los géneros, era una música muy liberada, donde buscamos evitar los clichés.  

*Ph: Gentileza prensa/Natalia Berninzoni
*Sábado 1 de septiembre en La Confitería, Federico Lacroze 2963. A las . Junto a Riel y Atrás hay truenos. 


 
COMPARTIR
Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
  
   COMENTARIOS
Cargando ...