Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en
Banner

Alfredo Piro

ALFREDO PIRO

Cronista: Gentileza prensa - Gentileza prensa

20 00:00:00 de Octubre, 2006

Cantor: estirpe tanguera, corazón rockero.

  Sus padres lo anotaron en el registro civil como Alfredo Aníbal Rafael Piro, y cada nombre tiene su razón de ser: Alfredo por el patermaster musical de su papá Osvaldo: Alfredo Gobbi. Aníbal por “Pichuco” Troilo, padrino artístico y de alma de su padre y Rafael deviene de Don Rafael Lucchetti, amigo personal de sus dos padres.

  Nació un 3 de marzo de 1973 circunstancialmente en la ciudad de Mar del Plata, Pcia. de Buenos Aires, ya que se cumplía ese año la tercera temporada del boliche Magoya (calle Entre Ríos 1965), propiedad de sus padres, la cantante Susana Rinaldi y el bandoneonista Osvaldo Piro, por el cual pasaron muchísimos artistas -al margen de los dueños del local- como Chabuca Granda, Lucho González, la Antigua Jazz Band, María Elena Walsh, Ulises Dumont, Amelita Baltar, Marikena Monti e Inés Rinaldi, entre otros.

  Durante toda su adolescencia Alfredo ensayó el papel de músico profesional  armando diferentes bandas de rock: "Sagrado corazón" fue la última y única con la que grabaron un material y tocaron en el circuito comercial, compartiendo escenario con Los 7 Delfines, La Sobrecarga, Reincidentes y Pachuco Cadáver (Roberto Pettinato y Guillermo Piccolini).

  A orillas del tango llegó en los finales de 1996, y debutó cantando en el Teatro Radio City de Mar del Plata. A partir de 1997 trabajó en el mismo escenario que Argentino Ledesma, Ángel Paya Díaz, Roberto Rufino, Nelly Vázquez y Rubén Juárez, entre otros.

  También tuvo el honor de cantar acompañado por la orquesta del gran Leopoldo Federico -quien lo invitó especialmente y le cumplió su sueño del pibe-, por la Orquesta del Tango de la Ciudad de Bs. As, dirigida por el maestro Raúl Garello, y por la Orquesta Nacional Juan de Dios Filiberto, dirigida por Osvaldo Piro.


  Su primer disco, “Bien Debute”, lo publicó en diciembre de 1998, y participaron del mismo el maestro Aníbal Arias, el primer violín Fernando Morelli, Pablo Mainetti en bandoneón, el piano de Juan Esteban Cuacci y los arreglos de Juan Carlos Cuacci. En este álbum cantaron a dúo con su mamá “Ventarrón” y “Lloró como una mujer”.

  En diferentes oportunidades trabajó y grabó con el acompañamiento de Aníbal Arias, Bartolomé Palermo, Esteban Morgado y Walter Ríos.

  Su segundo cd, “Segundas intenciones”, salió a final de 2004 y es el material que más lo representa hasta la actualidad. Y si bien hizo en él un revisionismo del repertorio popular netamente clásico (obviando los trillados), el disco epiloga con “Llorando en el espejo” de Charly García y sin lugar a dudas tiene un sello personal en cada una de las versiones.


 “Segundas…” tuvo excelente repercusión en la prensa y en el medio musical, y le valió a Alfredo ser nominado para los premios Clarín Espectáculos 2005 como “Artista de Tango Revelación”.


  ALFREDO cruzó con bastante frecuencia por los escenarios porteños, mendocinos y cordobeses. Participó en diferentes festivales de tango en Bs. As., compartiendo escenario en 1998 con Alberto Castillo y participó en festivales internacionales en Italia, Suecia, Suiza, Francia, Luxemburgo, Escocia, España, Dinamarca, Alemania, Finlandia, Estados Unidos, Chile y Uruguay.

  Este año comenzó a grabar su tercer disco solista (salida 2007)

TODAS LAS FOTOS