Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en
Banner

The B-52´s

THE B-52s

Cronista: Gentileza prensa - Gentileza prensa

15 00:00:00 de Marzo, 2009

La banda más festiva de EE.UU retorna después de una pausa discográfica de 16 años con su nuevo álbum “Funplex” .

15 DE ABRIL
ESTADIO LUNA PARK

Creada en 1976, con su rock caliente y lleno de energía, acompañado de una estética burlona de los años ’50, lograron imponerse en los escenarios internacionales con sus álbumes “The B-52´s”, “Wild Planet”, “Party Mix”, “Mesopotamia” y “Whammy!” que los hicieron enormemente populares.

Entradas a la venta desde $ 90.- desde el lunes 9 de febrero con pre-venta exclusiva para socios del CITI por sistema Ticket Portal llamando al 5353-0606 y/o en www.ticketportal.com.ar y en el Luna Park.

Los B-52s son:
Kate Pierson
Fred Schneider
Keith Strickland
Cindy Wilson


Bienvenidos a Funplex, el primer disco de B-52s del siglo XXI. "Es un rock and roll fuerte y sexy, con un ritmo que llega hasta el exotismo," según el guitarrista Keith Strickland. Son once canciones nuevas, elaboradas por esta innovadora banda que colocó a Athens, GA en el mapa musical a finales de los ‘70, y que conquistó al mundo con sus enganches inteligentes, un enfoque poco convencional para hacer música y un estilo original. “Funplex suena como nosotros, actualizado," agrega Fred Schneider. "Son los B-52s ahora, o dentro de quince años."

Desde el estallido de apertura de "Pump," con la guitarra de rock de garaje de Keith, y la interacción vocal única en su género de Kate, Fred y Cindy, Funplex puede identificarse inmediatamente con los B-52s de primera calidad y aun contemporáneos. Las apasionantes selecciones que incluyen "Keep This Party Going," "Ultraviolet," y "Hot Corner" reconfirman el estado del cuarteto como "la mejor banda de fiesta del mundo." Sin embargo, también siguen asumiendo riesgos, creando futuros éxitos tales como los transcendentales "Juliet of the Spirits" y "Love in the Year 3000”, donde las introducciones atmosféricas se despliegan en armonías de varias capas y sonidos susurrantes.
En el dinámico titulo del track y su primer single, los tres vocalistas adoptan personajes bien diferenciados, volviéndose locos con pastillas para adelgazar y comiendo tacos en un shopping center descontrolado. "Es el punto bajo del shopping," bromea Fred.

La odisea creativa de Funplex comenzó con Keith Strickland, quien compone la música para el grupo. "Había estado escuchando mucha música dance electrónica  y un rock and roll de los cincuenta. Me inspiró utilizar estas  estéticas junto a nuestro propio sonido para escribir algo de música bailable desvergonzada." En su casa de Key West, FL, comenzó a elaborar nuevos tracks que conservasen características icónicas del estilo de la banda, tales como sus enganches primitivos de guitarra, mientras se enfatizaban también los grooves. Lo que surgió fueron originales como "Eyes Wide Open”, con su excéntrica percusión de baja frecuencia vibrante y rara, y la opaca balada "Too Much to Think About." Canciones que pueden ubicarse (o vibrar codo a codo) con los mejores trabajos de artistas contemporáneos como LCD Soundsystem, The Rapture y The Killers.

"Trato de trasmitir un sentimiento cuando escribo," explica Keith. "Me gusta pensar que mis instrumentales son como paisajes. El acorde cambia, los ritmos y la calidad de sonido de los instrumentos son todos aspectos de un espacio sónico, diseñados para que Cindy, Fred y Kate le den forma. Quiero que se sientan inspirados por la música y puedan explayar el sentimiento en sus melodías y letras... no me imaginaba que nuestras nuevas canciones serían tan sexy."

Los demás miembros de la banda estaban ocupados creando nuevas canciones también. "Siempre estoy escribiendo nuevas letras," asegura Fred, “Tengo cuadernos llenos de ideas, no sólo para canciones sino para dibujitos, películas, de todo." La banda se empezó a encontrar en forma regular en Nickel & Dime Studios en Atlanta, GA para la segunda etapa del proceso de escritura. Trabajando con las bases de Keith, Kate, Fred y Cindy comenzaron con su característico "atascamiento," creando melodías, letras, y armonías vocales, pasando por un gran número de ideas hasta encontrar la que mejor servía para cada canción.

"Durante el proceso de 'atascamiento' Cindy y yo en general nos concentramos mucho en las melodías...luego las voces empiezan a fluir.... y ahí comienza la magia," profundiza Kate. "A veces comenzamos con las ideas respecto al título o el tema, pero después regresamos a nuestras laptops y nos ponemos a trabajar en las letras mientras escuchamos música."

"La mayoría de la gente no puede hacer esto," confiesa Cindy acerca de su método tan democrático. "Lo que intentamos hacer es extraño, pero funciona. Y de este modo obtenemos una canción que sea multifacética, y que posea distintos sentidos del humor y profundidad." Por ejemplo, la chispa inicial de "Juliet of the Spirits" surgió de Keith, de acuerdo a Kate: "Sugirió que veamos la película de Fellini" –Giulietta degli spiriti del 1965– "para lograr una inspiración lírica ya que sus películas siempre tuvieron una influencia en nuestro look  y ¡nuestro cabello! Cindy, Fred y yo lo sacamos de allí." El título "Deviant Ingredient" puede haber surgido de una de las líneas de la poesía de Cindy, sin embargo los giros vocales de la canción y las intensas imágenes  vividas, nacieron de la imaginación interrelacionada de todos sus miembros.

Para ayudar a formalizar el sonido de Funplex, la banda contrató al productor Steve Osborne (Happy Mondays, Doves, KT Tunstall), quien había impresionado a Keith con su trabajo en la vuelta de New Order en 2001, “Get Ready”. "Steve fue muy fuerte, dirigió a todos muy bien, tenia ideas maravillosas… y también nos entendió" asegura Cindy. "Muchas personas no sabrían que hacer con nuestra banda, pero él valoró nuestra originalidad y la hizo funcionar. ¿Te imaginas lo duro que habrá sido ese trabajo?"

Mientras Osborne y su equipo – los programadores Pete Davis, Dave McCracken, y DamienTaylor, y el ingeniero Dan Austin – ayudaron a refinar sutilmente la percusión y los sintetizadores mejorando los tracks originales, también se encargaron de retener una considerable dosis de espontaneidad.
"No le hicimos mucho a los vocales," reveló Kate. "Nuestra filosofía era mantenerlas un poco crudas. Se le dio mucha atención a los tracks individuales, pero tuvimos cuidado en no sonar muy elaborados o súper producidos."

Las grabaciones se llevaron a cabo en dos locaciones, primero en el Clubhouse de Rhinebeck, NY, seguido por el estudio John Keane en Athens, GA. Al trabajar en esta última locación en particular, mejoró las buenas vibraciones que rodeaban la elaboración del disco. "Parecía que saliese redondo," recuerda Kate. El estudio quedaba literalmente a unas cuadras de la casa donde la banda tocó su primer show, en una fiesta el día de San Valentín en 1977. "Volvíamos a trabajar en esa fuente inagotable de creatividad" continúa. "Era como el espíritu que teníamos cuando comenzamos. Mi profesora de voz decía que la tensión es la enemiga de todo tipo de arte, y el estar en Athens disolvía cualquier tipo de tensión. Es tan placentero allí."

Uno puede encontrar destellos de las raíces del grupo en las letras de "Hot Corner," también. "Esa esquina estaba cerca de nuestro viejo estudio, en el edificio Morton, donde sucedían muchas cosas," recuerda Kate. "Como 'Love Shack,' la canción es una mezcla de todas las cosas de Athens: la parada de colectivos donde trabajaban Keith y Ricky, las fiestas donde íbamos, la ropa alocada que usábamos."

Los B-52s han recorrido un largo camino desde su revolucionario debut homónimo en 1979, que incluía el eterno "Rock Lobster." Seguido de la pérdida del miembro fundador Ricky Wilson en 1985, el grupo se recuperó con su triunfo en 1989,  su famoso “Cosmic Thing”, que produjo los Top 10 hits "Love Shack" y "Roam." Aunque sus últimas grabaciones comercialmente disponibles eran las canciones "Debbie" y  "Hallucinating Pluto" para la antología de1998 del álbum “Time Capsule: Songs for a Future Generation”, la banda continuó un acto de gira activo y popular en vivo.

Recordando las pioneras fusiones de la banda de punk, new wave, y vintage rock, sería difícil imaginar que existiese un paisaje musical contemporáneo sin el espíritu entrelazado de Kate Pierson, Fred Schneider, Keith Strickland, y Cindy Wilson. "Entre todos hacemos una polinización cruzada, y creamos un maravilloso florecimiento loco," explica Fred. Aunque los botánicos no necesitan un nombre para este espectacular espécimen. Ya tiene uno que es conocido mundialmente: los B-52s.

TODAS LAS FOTOS