Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en
Banner

Dream Theater

DREAM THEATER

Cronista: Gentileza prensa

14 00:00:00 de Febrero, 2010

La banda de metal progresivo vuelve a nuestro país para presentar su décimo y último álbum de estudio: “Black Clouds & Silver Linings”

13 DE MARZO
ESTADIO LUNA PARK
Entradas agotadas

Nueva función
14 DE MARZO

Grupo invitado:
BIGELF

Entradas para la nueva función a la venta desde $ 100 por sistema Ticket Portal llamando al 5353-0606 y/o en www.ticketportal.com.ar y en el Luna Park.

DREAM THEATER

James LaBrie — Voz
John Myung — Bajo
John Petrucci — Guitarra y coros
Mike Portnoy — Batería, percusión y coros
Jordan Rudess — Teclados y continuum


“Este álbum es una montaña rusa musical llena de emociones, pero la mayoría de nuestros álbumes son así” dice Mike Portnoy acerca de Black Clouds & Silver Linings, el décimo álbum de estudio de Dream Theater y el segundo del sello discográfico Roadrunner. 

Black Clouds & Silver Linings marca otro hito en el revolucionario viaje musical de Dream Theater, que comenzó hace 25 años y que ahora lo contiene en un cuerpo inmenso de música que ha transformado a la resistente banda como una fuerza creativa única con un tremendo y devoto apoyo de fans alrededor del mundo.

El nuevo álbum —producido por los miembros de la banda Mike Portnoy y John Petrucci, que son también los letristas principales— ofrece una vibrante demostración de musicalidad de clase mundial, vívidos marcos líricos y composiciones ambiciosas y en diferentes planos que han transformado a Dream Theater en una fuerza creativa única e imponente.

Black Clouds & Silver Linings incluye un par de números concisos, “A Rite of Passage” y “Wither,” junto a otras cuatro piezas que ejemplifican la habilidad de la banda de componer extensas “epopeyas” en varias partes. Esas pistas —“A Nightmare to Remember,” “The Shattered Fortress,” “The Best of Times” y “The Count of Tuscany”, un tema de casi 20 minutos con la que cierra el álbum— muestran la complejidad de composición, la experiencia instrumental y la inmediatez emocional por la que el quinteto se ha hecho conocido. También se muestra la producción clara y espaciosa que enfatiza los matices sonoros y los arreglos de la banda.

“Creo que este álbum lleva consigo todas las cosas que a nuestros fans les encanta, y todas esas cosas están en un mismo lugar” agrega Portnoy. “Mucha de esa música es oscura y pesada, pero al mismo tiempo tiene muchos ribetes melódicos y suaves que son igualmente importantes para nuestro sonido. Lo comparo con lo que Yes hizo con Close to the Edge o lo que Rush hizo con Hemispheres, al lanzar un álbum con pocas canciones grandes.”

El título Black Clouds & Silver Linings refleja las letras cargadas que dan al álbum una introspectiva profunda que equilibra el espectro amplio de la música. “Ambos lados siempre han sido parte de nuestra música, y creo que ese equilibrio se ha refinado aún más a medida que hemos continuado”, dice John Petrucci.  “Creo que una buena parte de este disco cuenta historias que hemos vivido. A veces es divertido escribir cosas fantasiosas, pero es sumamente más satisfactorio cuando se pueden utilizar situaciones de la vida real para contar una historia”.

“Muchas de estas canciones tienen un vínculo muy personal conmigo mismo”, dice Portnoy. ‘The Best of Times’ tiene que ver con la muerte de mi papá, que luchó contra un cáncer mientras realizábamos este disco. Y ‘The Shattered Fortress’ es el último capítulo de una serie de 12 canciones que tienen que ver con los 12 pasos de la recuperación, algo que comenzó hace cinco álbumes. Ha sido una buena parte de mi vida, estar limpio y sobrio durante nueve años. Y mucha gente me ha contado qué importante esas canciones fueron para ellos”.

La habilidad de Dream Theater para equilibrar lo épico y lo íntimo ha sido una constante a lo largo de toda la extensa evolución de la banda. El grupo se reunió por primera vez en 1985, cuando Petrucci, Portnoy y el bajista John Myung era alumnos en la Breklee School of Music en Boston. Inicialmente conocidos como Majesty, el incipiente grupo rápidamente ganó reputación en el mundo ‘under’ con el cassette The Majesty Demos, que se convirtió en una pieza muy demandada por la comunidad metálica.

Dream Theater causó sensación con su segundo álbum llamado Images And Words, que generó el exitoso Pull Me Under, fogoneado por MTV. Luego la banda comenzó un vínculo comercial con Atlantic/East West, logrando éxito notable con los álbumes ‘Images and Words,’ ‘Awake,’ ‘Falling into Infinity,’ ‘Metropolis Pt. 2: Scenes from a Memory,’ ‘Six Degrees of Inner Turbulence,’ ‘Train of Though’ y ‘Octavarium’. La habilidad y versatilidad del grupo se expandió con la incorporación de la voz líder James LaBrie en 1991 y el tecladista Jordan Rudess en 1999.

El enfoque individualista de Dream Theater con frecuencia encuentra desacuerdos con los sellos discográficos más importantes del mundo. Pero sus grabaciones dinámicas, y sus presentaciones en vivo llenas de sorpresas y emoción le reportan al grupo un público extenso y  sumamente fiel alrededor del mundo.

“Ser parte de un sello discográfico grande nunca resultó ser el lugar correcto para nosotros, pero continúan renovando nuestros contratos porque nuestros seguidores son lo suficientemente grande como para justificarlo,” Portnoy agrega. “Intentaron hacernos sonar en la radio, y promocionarnos por los medios tradicionales, pero siempre nos sentimos como sapo de otro pozo.”

Con el exitoso Systematic Chaos de 2007, Dream Theater se mudó a Roadrunner Records, un entorno más acogedor. La mudanza produjo resultados inmediatos, transformando a Systematic Chaos en el álbum que mejor posición logro en la historia de la banda. El lanzamiento del álbum coincidió con la publicación de Lifting Shadows, una biografía autorizada que narra los primeros veinte años de Dream Theater.

“Una vez que llegamos a Roadrunner, fue como estar en casa,” Portnoy cuenta. “Creo que entienden como lidiar con una banda como la nuestra, y confían en nosotros al darnos el lugar para hacer lo que hacemos.”

Dream Theater bien puede ser la banda de culto por excelencia, recibiendo relativamente poca exposición pero aún haciendo música a su manera a la vez que mantienen un grupo extensísimo de seguidores alrededor del mundo con una devoción infinita.

“Probablemente somos la única banda que puede llenar el Radio City Music Hall en Nueva York o el estadio de Wembley en Londres o el estadio Budokan en Tokio aún sin ser famosos” agrega Portnoy. “Pero de alguna manera, eso funcionó a nuestro favor, porque nunca nos tuvimos que preocupar por estar sobreexpuestos o por frustrar las expectativas. Los fans de Dream Theater son los más exclusivos fans que alguna vez vayas a ver en tu vida. Tenemos fans que nos siguen a lo largo de nuestras giras y reorganizan sus vidas alrededor de nuestras presentaciones, y ahora están trayendo a sus hijos a los conciertos.”

“En verdad, ser un fan de Dream Theater requiere cierta atención,” Petrucci remarca. “El hecho de tener arreglos extraños y de que nuestras canciones son más largas que lo usual puede espantar a la gente, porque no son melodías que se escuchen en las fiestas y que se puede poner como música de fondo. Pero la gente que la escucha se apasiona. Creo que aprecian que no hacemos cosas superficiales, y saben que pueden esperar algo interesante de nosotros.”

“Ser un fan de Dream Theater es un compromiso, pero creo que obtenés lo que ponés”, agrega Portnoy, quien supervisa la colección pirata-oficial y las ediciones de los fan clubs  que la banda pone a disposición de sus seguidores a través del sello YtseJam. “No todo el mundo está dispuesto a embarcarse en la aventura de ser fan, pero si estás dispuesto a invertir el tiempo, va a ser muy gratificante. Y la recompensa para nosotros es tener a estos fanáticos que son fieles y que nos han aguantado.”

La incansable creatividad de Dream Theater se prolonga en sus shows llenos de energía, y que se han vuelto más diversos y ambiciosos a medida que la carrera de la banda progresó. Un aspecto distintivo de los conciertos de Dream Theater es la siempre renovada lista de canciones, hecho que el mismo Portnoy controla para asegurarse que dos shows son diferentes uno del otro.

Los fans de la banda han apoyado con entusiasmo una variedad de proyectos paralelos en la que han participado los miembros de Dream Theater, incluyendo Liquid Tension Experiment, Explorers Club, MullMuzzler, OSI, Platypus, The Jelly Jam, Transatlantic y True Symphonic Rockestra. Pero es Dream Theater quien demanda la mayor atención de los cinco músicos, y su creatividad característica nunca ha sido tan fascinante como en Black Clouds & Silver Linings. 

“Este álbum fue hecho de un modo similar al de nuestros cinco o seis discos anteriores”, dice Portnoy. “Es decir, entramos al estudio con las manos vacías, sin escribir nada de antemano. Escribimos toda la música en el estudio y grabamos cada canción cuando ya está completa. Siempre hemos hecho los discos probando juntos en el piano, comentando ideas entre todos. Ya no hay muchas bandas que funcionen así, pero sentimos que es importante trabajar juntos como una unidad, porque no se puede reemplazar esa química. No se puede hacer un disco de Dream Theater por correo.”

Esa honestidad inherente nos da una idea de por qué, después de casi veinticinco años de vida, Dream Theater continúa creciendo. “Nunca fuimos un éxito pasajero, y nunca tuvimos la fama rápida y el ocaso voraz de tantas bandas”, asevera Portnoy. “En cambio, tuvimos esta prolongada, lenta y firme carrera que nos he permitido desarrollarnos, evolucionar y crecer. Sin embargo, creo que todavía tenemos el mismo espíritu y los mismos valores que teníamos cuando formamos la banda hace 24 años.”

“Estamos en un momento perfecto ahora; tenemos una libertad creativa completa”, concluye Portnoy. “Podemos hacer el disco que queramos, y sabemos que nuestros fans y nuestro sello discográfico nos van a apoyar. Básicamente, hacemos discos para nosotros y para nuestros fans, y no nos preocupamos lo que los demás piensen. Nos ha llevado 24 años lograrlo, y ahora que lo tenemos, es un lugar perfecto para vivir.” Agradecemos su difusión.

TODAS LAS FOTOS