Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en
Banner

Kenny G

KENNY G

Cronista: Gentileza prensa

30 00:00:00 de Agosto, 2010

El saxofonista ganador de varios premios Grammy que ha vendido más de 75 millones de discos en todo el mundo presentará su nuevo álbum  “Heart and Soul”.

30 de Septiembre
Teatro Gran Rex

Pre venta exclusiva de entradas para clientes del Banco Francés desde el 20 de agosto por sistema Ticketek llamando al 5237-7200 y/o en www.ticketek.com.ar y en el teatro. Venta al público general desde el 27 de agosto.

En una carrera artística que se remonta a casi tres décadas y 23 álbumes, el saxofonista Kenny G (ganador de varios premios Grammy) ha añadido elementos del R&B, música pop, música latina hasta los cimientos del jazz reforzando su reputación como el primer artista de jazz contemporáneo. Desde los primeros años de la década de los 80’s, su combinación de sus cortes instrumentales y su imborrables melodías han dado como resultado más de 75 millones de discos vendidos en todo el mundo (45 millones solamente en los EE.UU.) y una decena de veces llegó a la cumbre del ranking de jazz contemporáneo de la revista Billboard.

Con todos estos y otros logros comerciales y de crítica, uno podría pensar que Kenny es una artista sin nada que probar. Sin embargo, él vuelve a reafirmar su lugar en la música popular con el lanzamiento el 29 de junio de 2010 de Heart and Soul editado por Concord Records.

Continuando con el éxito de Rhythm and Romance, su primer álbum de jazz latino y su debut en Concord Records en 2008, Heart and Soul captura el espíritu y las vibraciones del R&B clásico con el que Kenny creció en su Seattle natal. “Si tuviera que volver y comenzar todo de nuevo, grabar mi primer CD, creo que sería éste,” dice Kenny. “Es fiel a mis raíces, tiene alma, y tiene el estilo de R&B que me influenció desde el principio. Grabar este disco fue una experiencia única. Me llevó un año y medio terminarlo, porque prestamos mucha atención a cada canción, cada melodía, y a cada nota.”

Walter Afanasieff, el socio compositor y productor de toda la vida de Kenny G, sirve una vez más como contraste creativo para este disco. Además, los vocalistas invitados Robin Thickle y Kenny “Babyface” Edmonds alternan frente al micrófono. “Verdaderamente traté de tocar dando lo mejor de mí cuando estábamos grabando, por lo que dejé que las cosas tomaran su curso natural en el estudio” dice Kenny. “Este álbum es una foto perfecta de Walter y mía en el laboratorio, tocando todos los botones, utilizando los sintetizadores y los teclados. Y logramos algo que era nuestro sonido. Intentamos mirar al proyecto como una tela en blanco, y simplemente escribimos todo lo que teníamos ganas, para ver a dónde nos podía llevar eso.”

En muchos aspectos, a dónde lo llevó fue al comienzo – el R&B de los comienzos y mediados de la década del 1970 cuando Kenny quedó embelezado durante su adolescencia en una escuela de un barrio común de Seattle donde él se mezclaba con alumnos culturalmente diversos. Kenny tenía solo 17 años cuando, inspirado por los gustos de Earth, Wind & Fire y Grover Washington Jr.,  ofreció un concierto con Barry White y su Love Unlimited Orchestra en el  Paramount Northwest Theater (ahora llamado Paramount Theater) en 1973.

Después de la secundaria, continuaron los conciertos con R&B y artistas de jazz contemporáneo como White y Jeff Lorber. En 1982, cerró un contrato con Arista y lanzó su carrera de solista con tres aclamados álbumes de jazz: Kenny G (1982), G-Force (1983) y Gravity (1985). En los 90 alcanzó múltiples de discos de platino, a la vez que colaboró con las más representativas figuras de la música popular estadounidense; entre ellos Aretha Franklin, Whitney Houston, Natalie Cole y Frank Sinatra.

Sus siguientes álbumes de estudio, Silhouette (1988) y Breathless (1992), tuvieron un éxito inmenso. El último vendió más de 12 millones de copias en los EE.UU. solamente, y transformó al single “Forever in Love” en ganador de premios Grammy.

Otros aspectos destacados de su carrera incluyen Miracles, un álbum para las fiestas de fin de año de 1994 que lo llevó a la cima del ranking de la revista Billboard por primera vez, y que desde entonces es el álbum más vendido para las fiestas. Desde entonces, sus dos álbumes navideños – Faith de 1999 y Wishes de 2002 – han tenido un éxito similar. At Last…The Duets Album, lanzado en 2004, incluyó actuaciones de Barbara Streisand, Burt Bacharach y LeAnn Rimes, junto con una remake de “The Way You Move” del dúo Outkast con Earth, Wind and Fire.

Kenny se unió a Concord en 2008, con el lanzamiento de Rhythm and Romance, un álbum que lo unió con músicos latinos destacados, incluyendo al guitarrista Ramon Stagnaro; los percusionistas Michito Sanchez, Paulino Da Costa y Ron Powell; y el legendario baterista de Weather Report, Alex Acuña.

En muchos aspectos, Heart and Soul es la culminación de todo: una declaración segura de un músico instrumental y letrista que permanece fiel a su propia voz después de casi tres décadas de discos artísticamente buenos y comercialmente imponentes.

El sentido de la convicción es evidente desde las primeras notas del primer corte, al que Kenny considera su favorito de todo el disco. “Hay una melodía de esta canción que te deja con la sensación de que la escuchaste millones de veces. Para mi, ése es siempre el ingrediente de una canción genial,” dice Kenny. “Hay algo mágico cuando escuchás una melodía que te resulta familiar, pero que sabés que no lo es.”

“Fall Again” incluye a Thickle, interpretando unas letras emocionalmente cargadas, quien tiene una amplitud sin esfuerzo alguno entre un tenor y un falsetto. “Las armonías son un poco más oscuras que lo normal, y son muy sentidas,” dice Kenny. “Hay un grado de sutileza en este tema que lo hace mucho más que una canción pop.”

Avivada por una sutil pero persistente monotonía, “No Place Like Home” es débilmente más animada, gracias -en parte- a la voz de “Babyface” Edmonds, quien además es el autor del tema. “Babyface y yo somos amigos desde hace veinte años,” dice Kenny. “Su música me va como anillo al dedo. Sus letras, sus melodías, y la forma en la que une el ritmo funcionan perfectamente.”

Adentrado en el CD, “G-Walkin’” sostiene un tempo firme y hace lugar para que Kenny se abra y entregue unos entusiastas solos de saxo, mientras que “One Breath” es igualmente expresiva dentro de un ritmo más lento y más melódico.

El tema de cierre, “After Hours” es simplemente lo que el título sugiere: una melodía para la  madrugada, cuando el mundo se aquieta. Sin embargo, en el ritmo suave y la melodía de bares llenos de humo se percibe la vida que subyace luego de la puesta del sol.

En esta segunda entrega junto a Concord, Kenny está disfrutando de un sentido de libre creatividad sin precedentes que le ha permitido crear uno de los mejores discos de su carrera, que es fiel a sus raíces y fiel a su visión creativa. “Normalmente, cuando les dejan a los artistas hacer lo que saben hacer, los resultados son mejores que cuando les dicen qué hacer,” agrega Kenny. “Eso no significa que no pueda o no debiera haber alguna forma de cooperación entre los productores y los cazatalentos de las empresas discográficas. Pero al final las elecciones y las decisiones deben ser mías. El trabajo del artista es ser fiel a la integridad de su arte. Si lo es, entonces las cosas siempre salen bien. Heart and Soul es un ejemplo de esa claridad e integridad. Este es un disco del que estoy muy orgulloso.”

TODAS LAS FOTOS