Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

11 Tiros

Una fiesta charrua porteña

Cronista: Gentileza: Gabo Mestre | Fotos: Beto Landoni

01 de Septiembre, 2006

Una fiesta charrua porteña

Once Tiros volvió a nuestro país y se presentó el pasado viernes en el Teatro de Colegiales. Junto a los locales Saratustra brindó un show excepcional a puro “Rock Rioplatense”.

Siendo las 8 de la noche se abrió el telón y la banda local comenzó a mostrar su repertorio. Dentro de la lista de temas se hicieron 2 covers perfectamente elegidos: “Una solitaria vaca cubana”, de los  legendarios Redonditos de Ricota, y una interesante versión de “Clandestino”, de Manu Chao, que contó con la participación de los presentes.  

Ésta banda de Ramos Mejía, que ya tiene 6 años de existencia y una placa recién salida del horno (“El Fuerte”), posee bases rockeras pero a la vez latinas, algo que, justificado con tres vientos que suenan muy bien, les asegura ir por el buen camino. Con el agregado de una guitarra con un ritmo alegre, un percusionista que a su vez hace de segunda voz motivando a la gente, y un cantante con muy buena química con los que están del otro lado del escenario. 

Más tarde llegó el turno de que los hermanos uruguayos suban al escenario y demuestren el porqué de éste recital. Y así fue: dejaron bien en claro qué fueron a hacer y superaron todo tipo de expectativas. Es así, damas y caballeros, la banda proveniente del país vecino plantó bandera en la capital porteña y el público que se dio a conocer dijo presente a pesar de esa molesta lluvia que comenzó justito a la hora de hacer la cola.  

Con un teatro colmado, la cuestión de hermandad argento-charrúa quedó clarísima ya sea desde un lado de la valla como del otro. Por un lado, ambas bandas se prestaron músicos en diversos temas; y por el otro estaban todos los que, alentando, hicieron creer a los de Montevideo que estaban en casa. 

“Televicio” fue el tema elegido para abrir el telón, al escuchar el comienzo ya se oía el tarareo de la gente siguiendo al bajo y luego cantando. Letras con alto compromiso social que nos muestran la cruda realidad fueron el deleite de aquellos que no pararon un segundo de bailar, cantar y agitar, logrando que el suelo tiemble.  

En los temas como "Televicio", “Drogado” o “Lacanao”  se ve reflejada nuestra televisión basura, ésta voraz globalización y nuestra queridísima y amada policía.  

Igualmente la banda aprovechó para presentar material nuevo y muy interesante. “Y llegó la hora del boludeo y de eso me encargo yo”, dijo el guitarrista Bruno, que tomó la conducción del evento mientras se escuchaba aquella mítica frase “que que que, nanana ” que daba comienzo al programa del capo cómico Olmedo, "No toca botón".

Luego Lucas, el trompetista, tomó las riendas y cantó 2 temas más, uno de ellos de su banda paralela ("Monte Zion") y otro propio de OT. Finalizado esto hicieron un corte y volvieron con 4 temas al taco donde nadie se quedó quieto, hasta el negro que es el showman y vocalista junto a toda la banda parecía que hacían su propio pogo allá arriba.

 

Finalmente cerraron el telón, no sin antes agradecer a todo el mundo con “Lo más valioso” que dice: “es la gente más vulgar pero la que más te llega por que rompe mil barreras con tal de alentar”. Y la cantidad de gente que estuvo esa noche demostró que es así durante las 2 horas del espectáculo.
TODAS LAS FOTOS