Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Moderatto

Toda la rola (onda)

Cronista: Gentileza: Nadia Mansilla | Fotos: Beto Landoni

06 de Octubre, 2006

Toda la rola (onda)

Moderatto, banda mexicana de glam metal, se presentó el jueves pasado en La Trastienda. Pese a dar un show breve se lucieron y prometieron volver por más.

El show comienza bastante antes de que Moderatto salga al escenario. El viernes pasado desfilaron por La Trastienda, ejemplares de la raza glam vistiendo sus mejores ropas para recibir a los invitados. Es que la banda mexicana tiene un exclusivo círculo de seguidores en Buenos Aires, aún cuando no sean muy difundidos. A pesar de eso, y luego de su show en el Pepsi Music, el recital que brindaron contó con mucha intimidad. Ingrediente que aumentó su valor agregado.

Los teloneros fueron Ahora. Esos que cantan “mandame un mail, por favor o conectate al messenger”, entre otras cosas mucho menos interesantes. Con su esencia posmoderna, sus poses bisexuales (que a esta altura son más un lugar común que una actitud), su crudo sonido metálico que bordea lo desprolijo y sus letras vacías de cualquier poesía, dieron un show bastante breve. Gracias al cielo. Después de su presentación, que no sirvió siquiera para calentar el juego, salió Moderatto al escenario.

Y entonces todo se hizo comprensible: Tachas, mucho gel, jopo y cuero. La escena se asemejaba más al show de una banda de los ’70, en algún sucucho yanki que a una exclusiva presentación en el reducto de San Telmo. Pero cuando las guitarras -tres y una mejor que la otra- empezaron a sonar, y la voz comenzó con una romántica pero muy aguda canción, se desplazó cualquier entendimiento.

Moderatto tiene, entonces, la llave del delirio. Traducido a términos locales, no existe un nombre que se asemeje a su definición. Y es inevitable mezclar exponentes argentinos. La que más se le acerca sería la suma de Kapanga, Babasónicos, La Renga y agreguemos a El Tri para condimentar con el acento azteca.

“¿Están listos para rockear?”, dijo el cantante Brian Amadeus, que llevaba el aspecto de Steven Tyler. A la espera de una respuesta que no recibió hasta que dijo cuál era la solución para semejante acertijo. “Entonces ustedes dicen ‘¡sí!”, exclamó. Y la noche siguió con la fiesta ¿moderattera? Hubo espacio para coreografías de movimientos de guitarras y bajo, con la precisión que más de un concursante de “Bailando por un sueño” envidiaría. No, momento, ese no es un buen punto de comparación. Digamos solamente que se meneaban al ritmo, que queda gracioso.

Pero, lamentablemente este show también fue breve. Luego de la singular presencia de Mr. Mon (cantante de Nerd Kids) y Lolo (el de la guitarra) se dieron los bises. Así, hubo un popurrí metalero con extractos de acordes de Lenny Kravitz, Nirvana, White Stripes, Metállica, AC/DC, Marilyn Manson y Guns n’ Roses, al que le siguió un increíble solo de batería, llegó el final. Así, esta banda de glam metal, anunció que volvería en febrero próximo, justito antes de cantar una parte de “We are the Champions”.

Convencidos de ser los campeones se fueron dejando con sed de más de esa ensalada musical. Con mucha técnica y estilo que, junto al característico estilo mexicano, hacen de Moderatto en escena un ejemplar único e irrepetible.

TODAS LAS FOTOS