Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

NOFX

Gracias hijos de puta!!!

Cronista: Gentileza: Martin Fernandez Cruz | Fotos: Beto Landoni

05 de Octubre, 2006

Gracias hijos de puta!!!

NOFX realizó dos shows en Argentina la semana pasada. Este redactor se divirtió tanto en el del jueves que se arrepiente de no haber podido ir al del miércoles.

Apenas entré a Obras me llamó la atención el escenario. Ahí estaba por tocar NOFX, una banda que ya posee casi 20 años y que, a mis ojos, representa la última gran relectura que tuvo el punk desde que nació como género independiente (tomando como punto de partida tanto a los Stooges como a Los Saicos).

Mencionaba el escenario porque lo único que figuraba ahí era una bandera bastante pequeña –amarilla por el último disco- con el nombre de la banda. La presencia de ese cartel es curiosa, Fat Mike y los suyos eligieron un estandarte propio de una banda desconocida que va a tocar en un bar al que puede ir cualquier persona sin saber siquiera que habrá un recital.
   
Ni 15 discos pueden romper el espíritu de lo que fue y de lo que se quiere seguir siendo. Ni 15 discos, ni un montón de Ep´s, ni una discográfica propia, ni la aceptación mundial; nada de eso va a distraer a NOFX de su verdadero objetivo: hacer música para pasarla bien (o pasarla bien haciendo música).
 
Y el recital fue puramente eso, un equilibrio perfecto entre temas y chistes. De hecho, si hubiese cronometrado cuánto hablaron y cuánto tocaron no me extrañaría ver que hubo una mayor cantidad de tiempo invertida en lo primero.

“A que nunca escucharon una banda que hable tanto como nosotros, ¿no?”, dijo Fat Mike, y la verdad es que no. Hablaban, hacían chistes, puteaban (seguro que ninguno de nosotros se alegró tanto de que nos digan (en un falso español gringo): “Cómo están hijos de puta”; todo eso generó un espectáculo de puta madre. Fue un show DIVERTIDO.

En dos oportunidades sucedió que se “dieron cuenta” de lo mucho que hablaban y Mike le pidió a Melvin que tradujera que iban a realizar 6 canciones en 11 minutos; dicho y hecho, y cuando sucedió eso fueron los 11 minutos (22 en total) mas frenéticos e intensos del show (y de varios de todos los shows que hubo en Argentina en lo que va del año).

Y hasta aquí llega el gran espectáculo de NOFX, porque este fue un evento para ir y vivirlo, y me resulta imposible sentarme,  reflexionarlo e intentar trasladar por medio de la escritura lo que “viví” en esa hora y cuarenta. Es inasible, simplemente fue divertido y me alegra muchísimo no haberlo dejado pasar porque me hubiera perdido un show brillante.

NOFX es como un chiste que un fulano te repite de la tele, cuando te lo cuenta no te parece gracioso ni por asomo, pero intuís que de haberlo escuchado por boca de quien lo ejecutó originalmente lo hubieras disfrutado; así que para quienes están leyendo esto y no fueron quizás este artículo les parezca insulso, pero créanme que fue un recital absolutamente perfecto.

Y para terminar quiero resaltar dos cosas más: 1) Los últimos diez minutos con Melvin tocando el fuelle fueron geniales; 2) Fat Mike y El Hefe deberían ser comediantes stand-up urgente.

 

Cortita y al pie...

¿Fumar es un placer?

Por último, a partir del pasado primero de Octubre se comenzó a regir la ley que prohíbe fumar en lugares cerrados transformando a los fumadores activos en los nuevos parias de una sociedad absolutamente hipócrita, que adolece un pasado terrible pero que lo ignora mediante una carga de moralina ya inaguantable. Espero no estar exagerando, pero hace cien años la cocaína era legal, espero que la nicotina no esté recorriendo el mismo camino porque sería ridículo, aunque no me extrañaría que de acá a 5 años solo se pueda fumar en ámbitos privados (como sucede en determinadas ciudades europeas, esas a las que algunos intentan emular con ideas ridículas como esta). Ahora, digo: ¿no hay problemas de carácter más urgente para resolver antes de andar diciéndole a la gente en donde se puede y en donde no se puede fumar? Que no se me malinterprete, me parece estupendo que quienes no fuman quieran tener su espacio sin que se lo llenen de humo, pero no creo que se solucionen así las cosas; me parecería más inteligente dividir las zonas para que cada uno pueda disfrutar de su café, almuerzo, cerveza o lo que fuere acompañado (o no) de un cigarrillo. En fin, el tiempo dirá que tan efectiva es esta iniciativa (por lo pronto, el pasado fin de semana las ventas de cigarrillos se mantuvieron intactas en los kioscos de Capital Federal). 

TODAS LAS FOTOS