Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

BUE

La vida segun Patti

Cronista: Gentileza: Martin Fernandez Cruz | Fotos: Beto Landoni

03 de Noviembre, 2006

La vida segun Patti

Patti Smith se presentó en el BUE junto con los Beastie Boys, Elefant y Dios los Cría. Y como ya se advierte en este encabezado, Patti monopolizó de manera indiscutida la velada.

 “Incluso así, escuchar Dancing Queen es poco probable que te deje con ganas de leer, escribir, pintar, ir a una galería, o correr deprisa, y ése es el efecto que Smith produjo en este miembro de su público (y, sospecho, en unos cuántos más). Este tipo de inspiración es raro en cualquier campo de las artes”.

Nick Hornby de su libro 31 Canciones

En esta nueva edición del BUE el plato fuerte del pasado viernes fue la presentación de Patti Smith y de los Beastie Boys.

Pero es mejor ir al grano: Patti Smith es un elemento indispensable de la música actual. Su presentación (que duró 60 minutos clavados, y dejó a todos los presentes con ganas de muchísimo más) fue brillante. Patti entiende cómo manejar un show, cómo relacionarse con el público, cómo moverse; ella forma parte de ese selecto grupo de personas que comprenden en que consiste un recital y cómo se lo debe llevar adelante.

Enfrentarse a Patti (vía discos, poesía o recital) es despejar la cabeza, entregarse a una persona que te sacude constantemente y que dispara una cantidad tan inmensa de ideas que resulta imposible no sentirse abrumado por esa sensación de furia justificada que  transmite.

Más tarde, y exactamente al horario pactado (es digno de felicitar la puntualidad que se mantuvo a lo largo del viernes), los Beastie Boys irrumpieron en el escenario para generar exactamente lo mismo que se experimenta al escuchar uno de sus discos: un frenesí absoluto que, a medida que avanza, comienza a volverse monótono. La propuesta de los muchachos, a diferencia de la de Patti, resulta algo insulsa con el correr de los minutos. Sí, obviamente que esto es principalmente rap (con algunos agregados bastante interesantes) y que ése es un género que posee límites difíciles de superar. Pero la sensación fue sencillamente que, a pesar de sus varios discos, no logra romper aún ciertas paredes que los limitan desde lo formal.

Fue un show básicamente prolijo. Los fanáticos de la banda deben haberse ido soñando por lo bien que sonaron, pero para quienes no son grandes seguidores de la banda cabe mencionar que su música termina agotando.

Resulta difícil poder mirar a la segunda banda luego de haber sido testigo de un show de Patti, podría decirse que fue casi injusto para los Beastie Boys. Son extremos distintos y la presencia de Patti predispone de una manera muy particular al espectador o, por lo menos al que logró emocionarse con ella, para el próximo show. No es que Smith sea superior (sería una estupidez afirmar esto, ya que son dos formas distintas que poseen diferentes inquietudes) sino que ella no puede ser concebida como una antesala para ninguna banda.

Como escribe Hornby, Patti despierta en  varios de sus oyentes un deseo irrefrenable de sed cultural (incluso física). Para quienes disfrutan en serio, la música (o el cine, o la pintura, o las historietas, o lo que fuere) se vive minuto a minuto, se transforma en el eje absoluto y en el motor indiscutido de sus vidas, y Smith posee eso aderezado con un cinismo y una mirada sociopolítica que pocos se pueden dar el lujo no de tener, sino de transmitir sin miedo de sonar demagogos.

Patti es auténtica, la mire por donde se la mire, y esa transparencia que posee  su pensamiento le otorga una originalidad y una frescura que se mantiene aún hoy, a sus casi 60 años.  

Ella es una devoradora de arte y esa devoción que posee hacia la cultura la contagia indefectiblemente; es una apasionada, y como tal, se apasiona frente a su objeto de culto. Y a todos los que la ven solo les queda la inmensa alegría de haber sido testigos del amor que posee esta mujer por su música, por su arte. Y que ella comparta eso con sus admiradores es una de la razones de ser de la música. Poder nuclear a todos bajo un mismo discurso, bajo un elemento que  otorgue un placer mayor; y entregarse a Patti Smith representa el mayor goce de todos. 
   
Mientras esta nota toma forma este servidor se entera de que Patti probablemente el año que viene ingrese en el Rock and Roll Hall of Fame, a buena hora…

TODAS LAS FOTOS