Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Israel Vibration

Enlace místico

Cronista: Gentileza: Javier Yunes | Fotos: Beto Landoni

06 de Diciembre, 2006

Enlace místico

Las dos horas de vibración profunda entre Israel Vibrations y el público enfatizaron el amor que une a la Argentina con el reggae mas típico.

Eran las 21 sobre la ciudad de Buenos Aires y dentro de la Capital Federal un poco más de mil personas esperaban ansiosas que los tintes jamaiquinos cayeran lo más rápido posible sobre sus oídos, como si los minutos anteriores en los que sonaron Natty Combo y Holy Piby no hubieran bastado en absoluto. Claro que no fue así, pero por buenas que fueran las bandas soportes, el monstruo de mil cabezas bramaba por Israel Vibration.

The Roots Radics salió a escena con el ánimo que caracteriza al reggae, la alegría ya se percibía cuando el guitarrista comenzó a levantar al público que miraba hacia los costados esperando ver a Cecil Spence (Skelly) y Lascelle Bulgin (Wiss) caminando por las tablas. La banda interpretó dos temas instrumentales invitando a que la gente cantara las melodías del teclado o de la guitarra con ese típico cantito argentino que nunca puede faltar, sea cual sea el ritmo o el estilo. Hasta que por fin Israel Vibration se hizo presente enfrentando las voces bulliciosas y esas palmas agitadas que no pararon de sonar después de cada tema.

Skelly se hizo cargo de los primeros pasajes de un show sólido donde el reggae se vistió de vedette y colmó los miles de corazones que rondaban por el lugar. El poco espacio vacío se vio embellecido por los típicos ritmos jamaiquinos. Skelly, a pesar de sufrir de poliomelitis (al igual que su compañero) se movía delante del micrófono como una víbora inquieta a la cual están adulando y cantó con su voz ronca de manera precisa desde el primer instante.

Luego el turno fue de Wiss quien había permanecido a un costado haciendo los coros. Muy tranquilamente se desplazó sobre el escenario y enfrentó al público que aplaudía el intercambio de voz líder. Wiss desenfundó su voz suave y apacible que fue interrumpida antes de empezar la primera estrofa, algo que se repitió durante todo el recital resultando un poco molesto por más que la mayoría del público festejara cada vez que esto sucedía.

El resto del recital siguió su transcurso de igual manera con algunos puntos mas elevados con canciones como “Vulture” o “Jammin” en donde las luces indicaban que el show estaba también entre el público que se estremecía con cada nuevo acorde, que bailaba cada rulo de batería, y cantaba cada melodía que rebotaba en el tímpano universal de la mística reggae.

Pero llegó el final y la banda siguió tocando para que Israel Vibration regresara por unas cuantas canciones más entre ellas el mayor éxito del dúo “The same song” cuyos dos minutos y pico hicieron que el show volviera a su máximo esplendor. Finalmente con alrededor de 23 canciones el grupo se despidió al grito de “Argentina!” y todos regresaron a sus casas con la sonrisa que querían tener en sus rostros cuando terminara el recital.

TODAS LAS FOTOS