Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Estelares

Sistema Nervioso En Pleno San Telmo

Cronista: Gentileza: Franco Spinetta | Fotos: Beto Landoni

28 de Diciembre, 2006

Sistema Nervioso En Pleno San Telmo

Estelares finalizó el año con un show en La Trastienda en el que se percibieron sensaciones encontradas.  Poca gente y mucha canción en el barrio del tango. El Bondi estuvo ahí para contarte los momentos destacados del concierto.

San Telmo y sus calles impregnan el ambiente de melancolía, sus bares parecen el marco perfecto para que Eric Clapton desenfunde el llanto de su guitarra blusera o para tomar unos tragos con B.B King, entre historias y zapadas. La Trastienda no desentona con el paisaje retro del barrio más extranjerizado. Este lugar fue el elegido para que Estelares continúe presentando su última obra, Sistema Nervioso Central (2006), producida por Juanchi Baleirón.
 
Si uno repasa la discografía de Estelares, San Telmo podría ser el marco ideal para la estética de los platenses. Algo de tango, algo de rock con paisaje y mucha vocación cancionera. Pero en la actualidad, el conjunto liderado por Manuel Moretti (guitarra y voz) ofrece un repertorio que deja un poco de lado sus orígenes y centra todas sus fuerzas en canciones con estribillos pegadizos.
 
El show comenzó con una hora exacta de retraso y con La Trastienda a medio llenar. La banda despedía el año y festejaba el cumpleaños de Moretti, quien no dejaba de interactuar con el público. Abrieron con “Las vías del tren” y enseguida se dejó entrever la eficacia de su música: prolijidad, precisión y mucha, pero mucha canción.

La banda es potente, no descuida su imagen pero tampoco da sorpresas. Estelares se mueve dentro de la escena “calamarezca” del rock nacional, entre canciones fáciles provistas de una poesía de un alma vagabunda. En ese contexto no pasa inadvertida la hermosa balada beatle “Ella dijo”.
 
Pablo “Pali” Silvera (bajo) y Carlos Sánchez (batería) conforman una base sólida para que Víctor Bertamoni (guitarra) despliegue todo su potencial guitarrero a lo largo de todos los solos que les asigna cada canción.

Luego, Moretti divisó desde el escenario a Martín de Elizalde, cantante de Falsos Profetas, quién estaba entre el público y que posteriormente se mezcló con Estelares para ponerle voz a “De la Hoya”. 

Pasada la media hora, el show comenzó a naufragar para luego despabilar con un pogo tímido en “Jardines Secos”. Hubo lugar para estrenar una canción de su ultimo trabajo, “Qué será”, la cual continúa con la línea cancionera de la banda.  
 
El telón se cerró una hora y veinte después de haber comenzado. Las pocas personas en el lugar (mayoritariamente mujeres) se quedaron esperando por más, y entones el hit no se hizo esperar. La banda se asomó nuevamente al escenario y sonó, al fin, “Aire”, canción que hasta el día de la fecha tuvo la mayor rotación radial y televisiva en la historia de la banda.
 
Estelares despidió el año en el que más crecieron. Tienen la difusión y la calidad como para alcanzar una popularidad razonable. Tienen la actitud y la letra como para ganarse un lugar dentro del gran público. Pero el camino al éxito demanda algo más que ese combo, y quizás, La Trastienda semi vacía sea un brindis con sabor amargo para este fin de año.

TODAS LAS FOTOS