Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

La Zurda

La fiesta de los Zurdos

Cronista: Gentileza: Christian Alliana | Fotos: Gentileza: Andrea Villa

30 de Junio, 2007

La fiesta de los Zurdos

La Zurda llenó el sábado La Trastienda y presentó su nuevo disco “Para viajar”. El Bondi se acercó a San Telmo y presenció una noche única.

Para combatir el invierno porteño nada mejor que un poco de calor humano. Ésa pareció ser la premisa del público de La Zurda que el sábado se acercó a La Trastienda y por más de una hora y media se dedicó a saltar, cantar y agitar junto a la banda. La excusa del encuentro fue la presentación del último disco: Para viajar (2007).

Cerca de las diez de la noche, un presentador dio la bienvenida a la gente e introdujo a la banda de Haedo. Inmediatamente salieron los integrantes y dieron comienzo al show con “Chan chan” y “Hay un lugar”. El público los recibió calurosamente y comenzó a mover sus caderas al ritmo cumbiero de “Huaynot”. Una vez terminado el tema el cantante Emanuel Yazurlo agradeció tanto afecto y apoyo.

Con sólo cuatro temas, La Trastienda ya era un festival y nadie paraba de moverse. La percusión de Manu se sumó en “Sonno le mia cossa” y Ema se calzó un charanguito eléctrico en “Santa Anita”. De esta manera, tema a tema los distintos ritmos latinoamericanos adornaban los sonidos de la banda que demostraba una interesante apertura musical.

A continuación siguió la canción que da título al último disco en donde aparecieron una guitarra acústica y un acordeón bajando un poco el clima festivo de la noche. La alegría de “Frontera” fue seguida de la folklórica “Tafí del Valle” en lo que significó otro momento íntimo y acústico. El guitarrista Juan Manuel Bruno tomó el bajo y el baterista Leonel Macaluse se hizo cargo del cajón peruano para tocar “Vidita”, una de las más festejadas.

Acto seguido, subió nuevamente el presentador para dar comienzo a un interesantísimo duelo rítmico a cargo de Leo y Manu. Los muchachos deshicieron sus dedos sobre los cajones peruanos y, otorgándole una cuota de humor al set, se ganaron los aplausos de todos los presentes.

Con todos los integrantes nuevamente en el escenario, la copla “Despacito” sacó a relucir una letra alusiva a las diferencias entre América y Europa. Desigualdades que La Zurda plasma en muchas de sus canciones pero sin caer en la demagogia. “Que nos alcance” fue la más rockera de la noche en donde Juan Manuel se hizo cargo de la voz a la que le siguió “Sin luz”.

En el tramo final, la banda se dio el gusto de tocar el inédito “20 años” en una onda muy Café Tacuba. Para que la fiesta fuera completa, durante este tema el guitarrista y el cantante bajaron al piso para bailar junto a la gente que los recibió afectuosamente. La cumbia de “Culebrón timbal” continuó el ritual festivo con una gran presencia de la percusión.

El acento italiano de “Me piacce tanto” fue acompañado por el acordeón y en “Mimbre y café” el excéntrico frontman del grupo logró un gran feedback con el público. El show estaba llegando al fin pero la gente pedía más y no se movía del lugar. Por eso, unos minutos después los de Haedo volvieron para concluir una gran noche.

La trilogía final estuvo a cargo de “Los últimos” (con un hermoso solo de viola), el semi reggae “El mundo” (con el aporte de la trompeta) y “Andaré” que fue cantada por Juan Manuel. Una gran ovación despidió a los del Oeste que se marcharon con la frente bien alta.

La Zurda pasó por La Trastienda a pura celebración dando un show musicalmente variado y con gran influencia de ritmos latinoamericanos. El público aportó su fiesta abajo del escenario y coronó así una gran noche en la que todos salieron contentos.

TODAS LAS FOTOS