Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Cuarteto de Nos

Hoy estoy raro, y no entiendo por que

Cronista: Gentileza: Sebastian Saavedra | Fotos: Beto Landoni

13 de Julio, 2007

Hoy estoy raro, y no entiendo por que

Los poco ortodoxos rockeros de Cuarteto de Nos estrenaron su nuevo disco en el Roxy. No en vano, se llama Raro.

“Quiero que levanten la mano los que se consideren normales…”. Con esa especie de encuesta dirigida al público presente en el Roxy de Colegiales, Roberto Musso, el frontman del Cuarteto de Nos, intentó simplificar por qué todo en esta banda parece ser tan raro.  Una casualidad que toma aún más color cuando se conoce el nombre de su último disco, Raro.

“Mamá compró y se le rompió, el forro del que nací yo”, de “Nada es gratis en la vida”, es una claro ejemplo de la rareza que profesa la banda; y ni hablar de la estética que exhiben arriba del escenario (parecen padres esperando que sus niños salgan del colegio); y si a esto le sumamos que 1.200 personas aceptan esa rareza, y forman parte de ella, el combo es de por sí llamativo.

Los uruguayos salieron a escena casi una hora y media más tarde de lo pautado y, ante la impaciencia de la gente, dieron inició a la lista de temas con, justamente, “Nada es gratis en la vida”, seguida por “Hoy estoy raro”. La respuesta del público fue entusiasta, enajenada. 

El sonido se mantuvo bien a lo largo de todo el show, excepto algunas corridas de tiempo del baterista, Álvaro Pintos. Es que por momentos el show parecía incluir versiones calcadas de cada uno de sus once discos, en 20 años de carrera. Algo que no fue tan raro.

En el medio, hubo un set acústico que arrancó con  “El guardián del zoo” y se cerró con “Pobre papá”, en el que los cuatro del cuarteto (Roberto y Ricardo Musso, Santiago Tavella y Álvaro Pintos) demostraron dotes como cantantes y showman a través de pequeños sketchs graciosos que poco parecían tener que ver con un show musical. Pero, partiendo de la premisa nada parece ser tan raro al fin.

“Yendo a la casa de Damián”, “Invierno del ‘92”, “Me amo” y “Bo Cartero”, fueron los temas que cerraron la lista. La gente demostró su simpatía y despidió a la banda con una ovación que Musso se encargó de agradecer: “Son impresionantes. Estando tan cerca, tenemos que venir más seguido. Gracias che…”

Una banda rara, en todo sentido, que logró llamar la atención de los presentes a través de un ritual que eclipsó hasta al más normal de la sala.

TODAS LAS FOTOS