Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Bulldog

Promesas Cumplidas

Cronista: Gentileza: Emiliano Bezus Espinosa | Fotos: Beto Landoni

26 de Octubre, 2007

Promesas Cumplidas

Bulldog se presentó el pasado viernes en The Roxy y lo inundó de punk, rock y poder rosarino.

Anunciaron que sería la última serie de recitales en Capital Federal por un largo tiempo. Prometieron invitados y una fiesta como despedida temporal. Acarreaban una exitosa gira por la Patagonia y, sin embargo, pese al cansancio, cumplieron.

Con unos pocos minutos de retraso, y con una sala casi llena, los rosarinos coparon el escenario del Roxy, con autoridad. “¡Buenas noches!”, gritó el cantante y guitarrista Hernán “Manu” Mantoiani vestido enteramente como la noche y con un pañuelo a cuadros rojo y negro colgándole detrás.

Con la tapa de Salvaje, la última placa de la banda, como fondo Guillermo “Willy” Tagliarini se pasó toda la jornada sacando violentos riffs de su guitarra mientras que el bajista Ramiro España intentó emular a Dee Dee Ramone y su clásica postura de piernas con precisas bases. Las bestias salvajes custodiaron al grupo: Dos láminas se extendían a cada lado del escenario con un cocodrilo, un lobo y un león, todos mostrando los dientes furiosos.

Durante la primera media hora, de un show que tuvo 29 canciones como corolario, la voz de Manu Mantoiani no sonó muy clara. Pasado eso, ninguna entrada a destiempo o desfasaje entre los músicos molestó el show. “1,2,3”, “Más que bien”, “Estrella del bien y del mal”  fueron algunas de las canciones que los rosarinos tocaron.

“Quiero presentar a un amigo y a un gran ser humano”, bramó el cantante y Leonardo De Cecco, baterista de Ataque 77, se apoderó de los tambores, para una demoledora “Otra vez”. Pero el setentista no fue el único invitado. El rubio productor de los Bulldog, Michel Peyronel (ex Riff) también hizo lo suyo en la batería para cambiar el punk de turno por un hard rock “aicidiciano”, con “Mala noche”. El único momento de la velada en el que el público dejó de poguear y arrojarse unos sobre otros para mirar atentos la clase de rock dirigida por el ex compañero de Pappo.

Presentación y despedida de “Salvaje”  en Capital Federal. Saliendo del ortodoxo punk, los Bulldog apelaron a sus quince años de carrera para soltar rock y energía. Sin defraudar a sus fieles seguidores, cumplieron con todas sus promesas, un buen signo en épocas de resultados desabridos. 

TODAS LAS FOTOS