Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

JAF

El extraño mundo de JAF

Cronista: Gentileza: Bruno Lazzaro | Fotos: Gentileza: Andrea Villa

26 de Octubre, 2007

El extraño mundo de JAF

Dos facetas y un público común. Baladas de ayer y de hoy contra violentos riffs. La viola de un músico de barrio pareció lograr lo imposible.

Un año y medio después de presentarse en el Gran Rex ante un salón lleno, Juan Antonio Ferreira volvió el pasado viernes al teatro de la calle Corrientes para deleitar una vez más a su variopinto público.

Algo más vacío que la vez pasada, quizá por una menor presencia en los medios, el Gran Rex lució impaciente ante una salida demorada.

Apenas se corrió el telón, el calvo guitarrista presentó a su nueva banda con la particularidad de una segunda viola, algo a lo que JAF no está habituado, pero que a juzgar por el resultado posterior ya se acostumbrará.

Es que el nuevo formato lució más compacto y le permitió al músico despuntar su frenético vicio por las seis cuerdas.Un tema nuevo, el cual no presentó, sirvió para demostrar cómo es su nueva producción. Es que la excusa del Gran Rex era mostrar algunos de los temas de su reciente placa: “Uno +”.

Dos coristas de fondo alivianaron la potencia de “Vamos rock and roll” hasta bajar a la primera balada de la noche. Se sabe que el guitarrista de Riff tiene dos costados bien marcados que, pese a ser opuestos (a juzgar por el público), le permitieron convertirse en una figura fuera del  combinado común de la música argentina.

Otro tema nuevo, “Días sin luz, lo devolvió a su lado más rocker. Sin embargo, el tema siguiente resumió lo antes expresado: una balda que hizo emocionar hasta los más roqueros fans del ex melena. “Déjame decirte que te amo”, la versión argenta de Have i told you lately, canción escrita por Van Morrison y popularizada por Rod Stewart, pareciera ser una nueva apuesta con la que JAF planea volver a los circuitos más cerrados. Esa vieja fórmula que le trajo más admiradores que detractores, pero que con el tiempo lo separo del resto.

“Furtivos amantes” continuó con la categoría “Ellas y ellos” hasta dar con “Labios”, un power metal en el que brillaron las bases del nuevo equipo. Siguió el clásico “Me voy para el sur”, que, a juzgar por el incansable ida y vuelta del público y el cantante, pareció eterno. Pero por suerte la cura llegó rápido con la endiablada “El doctor”.

Pasó “Corazón en llamas” (hitazo de los 90) y estacionó “Maravillosa esta noche”, la versión castellanizada del clásico de Eric Clapton, “Wonderful tonight”. Y para no cortar la onda aparecieron las “Diapositivas”.

Luego de que la banda abandonó el escenario JAF se paró ante su público y le cantó a capella “El mismo tren”, para luego unirse a su única compañera fiel (la guitarra) y realizar “Hombre de blues”.

Es sabido que además de amante del blues, Ferreyra es un fanático de los fierros, en especial de Chevrolet, por eso no pareció raro que el cantante se tomase casi 15 minutos para hacer chistes mientras tocaba la guitarra y contaba historias de rutas y otras yerbas. Clásicos más, clásicos menos JAF sigue siendo un Hombre de blues que, pese a no ser muy tenido en cuenta por el grueso, se erige como uno de los mejores violeros del circuito local.

TODAS LAS FOTOS