Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Almafuerte

Pasando todo por arriba

Cronista: Gentileza: Gaston Magallanes | Fotos: Beto Landoni

24 de Noviembre, 2007

Pasando todo por arriba

Almafuerte se presentó en el Megaestadio de Argentinos Juniors en el marco de la inauguración definitiva del recinto para conciertos de rock.

La historia dice que en ese mismo predio del club Argentinos, pero cuando era un gran baldío, en noviembre de 1973, se llevó a cabo un hecho histórico que es recordado como “Rock hasta que se ponga el sol”; sí el de la película de Aníbal Uset que  registró a grupos como Pappo´s Blues, Vox Dei, Pescado rabioso, entre otros, en el Festival Barrock III. Con el concierto de la banda de Iorio se pretende dar impulso a una nueva catedral del rock.

Con una capacidad para más de 7.000 personas el Micro (o Mega) Estadio se presentó como una nueva alternativa. Sólo el tiempo dirá si podrá ingresar en la historia grande del rock argentino. En el año en que Soda Stereo batió record de convocatoria con varios estadios River, y La Renga, con el show en el Autódromo, también entró en la historia como la banda de mayor convocatoria del Rock Argentino para un recital pago. Por eso, pensar en hitos no es desatinado.

Cuando arrancó Tregua, la primer banda soporte, el recinto pareció gigante y difícil de llenar. Pero a medida que pasaron los minutos y con el final de los otros soportes la cosa cambió rotundamente. Entonces, cuando Almafuerte, pasadas las 22, arrancó con “Pensando en llegar”, todo fue multitud.

Con un Ricardo Iorio contento y movedizo arrancó el inefable “La máquina de picar carne” y todo estalló en júbilo y ovaciones. Aunque, enseguida, más que nada en las gradas superiores, se percibió la deficiencia de sonido. Básicamente  se perdía en la inmensidad el recinto. Igualmente abajo sonó perfecto. Nada que no se pueda solucionar con el tiempo.

Así fueron pasando “Triunfo”, “Vencer el tiempo”, “Unas estrofas más” y “Yo traigo la semilla”. Y antes de “Toro y Pampa” el cantante se tomó un tiempo para agradecer: “Fuimos invitados a inaugurar este hermoso lugar”. Y agregó con toda convicción: “Porque Almafuerte no resta… suma”. Si bien el de Almafuerte fue el primero de una serie de shows que se van a realizar, fuentes del lugar afirmaron que a un reconocido músico argentino se le habría pagado para tocar antes y se fugó con el dinero. Rumores que pueden ser ciertos.

“Ustedes cantan… a verrr”, esa fue la frase predilecta de Iorio para sus fans durante toda la noche. Así corearon y cantaron de punta a punta cada canción. Y tampoco dejaron de alentar cuando la posta la tomó el Tano Marciello, junto a Bin Valencia y Beto Ceriotti, con dos tomas instrumentales y toda su polenta.

“A Jesús de Nazareth esta canción que escribí hace 10 años”, dijo Iorio antes de que suenen los primeros acordes de “Si me estás buscando”, el tema dedicado al Hogar de Niños que estuvo presente en una de las tribunas. Al finalizar la canción agradeció e hizo subir a José Luis Luzzi, un empresario muy conocido dentro del rock que fue el creador de varios boliches famosos de los 80 y los 90, como Airport, Satisfaction y Stadium. “Señor Luzzi, pase al escenario” y se fundieron en un fuerte abrazo.

Acto seguido la fiesta siguió con más del repertorio de la banda hasta finalizar con “A vos amigo”. Un cierre de lujo para el primero de una serie de recitales que pueden abrir el panorama cultural del rock nacional.

TODAS LAS FOTOS