Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Andres Calamaro

El cantante popular

Cronista: Gentileza: Christian Alliana | Fotos: Beto Landoni

15 de Diciembre, 2007

El cantante popular

En su clásica despedida de fin de año, Andrés Calamaro presentó su reciente disco, “La Lengua Popular”, en el Club Ciudad de Buenos Aires.

El mismo fin de semana en que los dos más grandes cantautores españoles (Serrat y Sabina) estuvieron de visita en Buenos Aires, el mayor compositor argentino de la última década cerró el año por segunda vez consecutiva en el Club Ciudad de Buenos Aires. Es que para Andrés Calamaro ya es costumbre esto de tocar en Diciembre para su público porteño.

Esta vez con la excusa de presentar su último trabajo, La Lengua Popular (2007), el cantante convocó a 60 mil personas en dos días. El Bondi se acercó el día sábado y pudo apreciar un muy buen show que arrancó de la mano de “El Salmón” y “Los otros” con Andrés (guitarra al hombro) al frente de la banda.

Si bien la Bersuit ya no acompaña a Calamaro, quedaron vestigios de esa reunión en temas que se volvieron cumbia como “Tuyo siempre”, en donde el Cóndor Sbarbati y Dany Suárez apoyaron muy bien desde los coros e hicieron bailar a los presentes. Continuando con la presentación del disco, llegó “Mi gin tonic” que fue atentamente escuchada por el público que casi ni se inmutó.

No se sabe si fue por el viento o la amenaza de lluvia, pero lo cierto es que la gente estuvo muy estática durante todo el concierto y, salvo contadísimos tramos, no logró contagiar entusiasmo al artista que, por cierto, tampoco estuvo demasiado enchufado en cuanto a arenga se refiere.

Para “Ok perdón” y “Todo lo demás”, Andrés se calzó la acústica para acompañar y sobre el final de “Te quiero” desparramó el estribillo de “Three little birds”, de Bob Marley. Tan buen recibimiento tuvo el último disco que su reciente corte de difusión, “Carnaval de Brasil”, fue cantado por todos a pesar de su destino hitero pegajoso.

Dentro de la lista, hubo dos temas que sorprendieron: “Días distintos” trajo como novedad una desaceleración semi reggae en su ritmo que no fue muy bien recibida por el público; y “Lo que no existe más” sorprendió porque nadie la esperaba y porque nunca había sido tocada en Buenos Aires. Es que el quíntuple álbum, “El Salmón”, todavía tiene muchas canciones sin su estreno oficial y parece que el Comandante quiere ir de a poco tachando esa lista de inéditos en vivo.

El ex Los Abuelos de la Nada y productor de “La Lengua Popular”, Cachorro López, subió al escenario para aportar sus rasgueos en la acústica de “Soy tuyo” y ciertos aires de bossa nova llegaron con “Los aviones”, donde Diego García se lució en un solo precioso con su Fender Telecaster.

También hubo tiempo para que Calamaro, solamente acompañado por Tito Dávila en teclados, cantara el tango “Los Mareados” y luego hiciera subir a Fito Cabrales en “Estadio Azteca” y “A los ojos”. Con estos dos temas y la onda disco de “Loco”, la gente pareció despertarse un poco más aunque cuando sonó la hermosa “Crímenes perfectos”, la mayoría optó por escuchar plácidamente y en algunos casos abrazar a sus parejas.

Haciéndose cargo de su figura, el Salmón entonó con cierta ironía “Sexy y barrigón” mientras acariciaba de a ratos su panza para luego invitar al tablado a un grande del rock nacional: Ciro “Broken fingers” Fogliatta, quien se hizo cargo de los teclado en “Madison Blues”, de Elmore James. La ocasión sirvió, a su vez, para presentar a la banda: Niño Bruno, en la batería; Julián Kanevsky, en guitarra; y Candy “Caramelo” Avelló, en el bajo. De esta manera, todos los músicos recibieron sus aplausos y un gran reconocimiento ya que la química entre ellos fue perfecta.

La parte final llegó con “Canal 69” y con el infaltable “Paloma”. Pero luego de un breve descanso, Andrés llamó a sus teloneros, Fito y Fitipaldis, y juntos arremetieron a puro rock and roll de la mano de “Me arde”, “Quiero ser una estrella”, “Alta suciedad” y “Flaca”.

Con un show musicalmente exquisito y con un sonido bárbaro, Andrés Calamaro despidió el 2007 repasando sus clásicos y presentando un excelente disco como es  La Lengua Popular. El público estuvo un poco frío pero poco le importó a este gran fabricante de canciones que en poco más de dos horas dejó en claro que podrán imitarlo aunque jamás igualarlo.

TODAS LAS FOTOS