Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Nagual

Cultura rock

Cronista: Gentileza prensa | Fotos: Beto Landoni

22 de Diciembre, 2007

Cultura rock

Nagual, la banda oriunda de Mataderos, se presentó el último sábado en El Teatro Verdi para despedir el año ofreciendo un show cargado de ideología y compromiso social.

Extraña fue la sensación que causó en la gente que se acercó temprano a La Boca la presencia de un conjunto soporte. Es que el sonido atronador de la banda invitada, Alfa, distaba mucho del palo roquero del conjunto del oeste capitalino. Sin embargo, la gente esperó tranquila a “su” banda y se comportó de manera respetuosa durante el set iniciador.

Algo que quedó claro más tarde cuando el cantante de Nagual, Ciriaco Viera, haciendo culto de la integración que la banda pregona, concluyó que las dos agrupaciones tenían el mismo mensaje.

Nagual no solo es un conjunto de rock con algunos destellos de reggae. El compromiso con los pueblos originarios y el mensaje siempre bien focalizado ante un aparato opresor que muchas veces parece darles la espalda a sus hermanos nativos, forma parte de su carta de presentación, allá por el 2001.

Cerca de la 1 los primeros acordes de la guitarra de Ciriaco se hicieron presentes pese a que el “espíritu guerrero” se encontraba tras el telón. Los aliados, bajo una constante tormenta de papeles, comenzaron a disfrutar del ritual, mientras la bandera que representa la dignidad de los pueblos originarios flameaba entre el éxtasis de la manada.

El show, que duró aproximadamente dos horas, y fue trasmitido en su totalidad por FM La Boca, se basó prácticamente en mostrar los temas de “Guerrero”, último disco editado por la banda.

“El Jaimito”, con cierta dificultad en el sonido, significó uno de los momentos más calientes del show. Algo que volvió a sentirse en “Voces”, una hermosa declaración de principios que provocó una intensa comunión entre el público y la banda.

Luego de agradecer y nombrar los diferentes “pueblos” del conurbano, desde donde se habían acercado sus  seguidores, hubo tiempo para zapar con Cielo Final, una banda amiga.

A modo de regalo navideño el espíritu  de un pelado ítalo-argento se hizo presente en uno de los tantos homenajes que, por estos días, le brindan a Luca Prodan. Así, Nagual y sus seguidores, despidieron el 2007 haciéndole el aguante a 1989.

En un año cargado de emociones, con la sensación de haber cumplido y con la necesidad de ir por más, Nagual cerró el año con la mejor expectativa para el 2008. Una banda independiente, ideada para gente independiente. Un conjunto con principios y rock.

Gentileza: Juan Manuel Blanco

TODAS LAS FOTOS