Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Nonpalidece

Volutas de vibracion

Cronista: Gentileza: Emiliano Bezus Espinosa | Fotos: Gentileza: Andrea Villa

23 de Febrero, 2008

Volutas de vibracion

En el marco de su  Pura Vida Reggae Tour 08 Non Palidece cambió humo por buena vibra y baile a gusto placer

Viernes 23 de febrero y el comienzo del fin de semana, no significó bajo ningún punto de vista la conclusión del agotador calor porteño. Al contrario, en el interior de El Teatro del barrio de Flores una alta temperatura escurrió los cuerpos de quienes fueron a disfrutar de las vibraciones de los rastas del Tigre.

Quince minutos luego de lo pactado, Néstor Ramljak, voz y frontman de Nonpalidece inició literalmente la cuenta regresiva y al llegar a 0, "Para donde corres" fue el puntapié inicial de una dulce velada. “Dale, dale, dale Non Pa´” gritaban las más de mil personas presentes para que "Nuestras ideas" y "Tu sueño", una pegada a la otra, levantaran el vuelo nocturno. Diversas formas geométricas y de colores, se proyectaron al fondo del escenario. Una alfombra con diseños persa vistió el piso del mismo, sitio de donde pocas veces salió el vocalista y adonde nadie más que él hizo pie.

"Danger Man", "3 balas", "Reggae del Universo" (una de las más bailadas) y "Estén fuertes" plasmaron un sonido conciso e impecablemente limpio. Ningún instrumento sonó más bajo o más fuerte que otro y todos entraron en correcto tiempo. Mientras, la cerveza fluía como loca entre un público que no pasaba los veintidós años (salvo pocas excepciones), además de estar rigurosamente loockeado: Boina y remeras de marcas deportivas conocidas para ellos, además de prolijos peinados; y brillosa bijouterie y ajustada ropa para ellas. Por el calor o vaya uno saber porque, el característico humo jamaiquino estuvo ausente, tanto entre el público cómo desde las máquinas que siempre lo arrojan desde el escenario.

Acontecida una hora de show el cantante vociferó las primeras palabras a su público al gritar “¿Lo pasan bien?”, no hace falta aclarar que en masiva sintonía la respuesta fue positiva. Alguna que otra armónica se filtró en diversos temas, alejando un poco la monotonía rítmica. Desde arriba una vez más, la voz mandante avisó “Vamos  a hacer una de las viejas” y apenas arrancó con la primer frase de "Brilla", paró para que los fans continuaran la canción.

La velada transcurrió demasiado tranquila, sin ningún destello eléctrico que sacudiera un poco para salir del son reggaero. Pasada una hora del inicio, desde arriba anunciaron una más y obviamente mintieron. Siete interpretaciones más se sucedieron para hacer un total de 24 temas. El anunció de un nuevo disco levantó aplausos generalizados, además del agradecimientos a todos los presentes para dar final a casi dos horas de show. Nota aparte para la acalorada niña que arrojó su remera al escenario y se quedó en corpiño.

Con diez músicos en escena, Non Palidece brindó un (demasiado) perfecto recital. Casi todas las interpretaciones se bailaron y cantaron. Nadie del público saltó la valla de adelante ni intentó subirse a escena. Sin humo dando vueltas, la vibra legada por Bob Marley mutó en forma de rítmicas e invisibles volutas de ritmo.

TODAS LAS FOTOS